extradata

valor agregado a la información

Domingo 31 Mayo, 2020  Edición Nº1672

COVID-19: ¿Por qué emerge una nueva enfermedad infecciosa cada 4 meses?

Por Nicolás Alcalde

Así lo confirma el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) donde el 75% de estas enfermedades, provienen de animales.

Existe la hipótesis de que el origen de la pandemia se produjo por la transmisión del SARS-CoV-2 de murciélagos al hombre. Ello es un claro ejemplo de cómo la influencia humana, sobre los hábitats de animales salvajes, está relacionada con la propagación de enfermedades infecciosas. Expertos señalan la necesidad de ir a un paradigma que contemple a toda la naturaleza.

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) afirma que si mezclan especies de distinto hábitat en el mismo punto de venta, las condiciones de la propagación de virus aumentan. Esto sucede tanto en el comercio legal como en el ilegal, donde este último tiene unas ganancias de entre 5.000 a 26.000 millones de dólares anuales.

La venta no es el único factor. El aumento de la densidad poblacional humana tiene un impacto cada vez mayor en los hábitats naturales -mayor explotación de recursos, destrucción del entorno y ocupación del hombre- al reducir la diversidad de especies y aumentar, con ello, la propagación de enfermedades.

Entonces, si queremos evitar nuevas infecciones debemos adoptar ciertas medidas. Una podría ser, el concepto de Sostenibilidad Biocentrica, propuesto en los Objetivos del Buen Vivir (OBV), el cual refleja la necesidad de compartir el planeta con las demás especies.

Dicho concepto tiene su origen en la crítica a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un conjunto de 17 objetivos impulsados por las Naciones Unidas, cuyo horizonte de acción se proyecta hasta el 2030. El análisis de estos objetivos demuestra que su paradigma se basa en un mayor crecimiento económico, donde la explotación de los recursos naturales significaría un menor bienestar.

Los Objetivos del Buen Vivir, en cambio, se proponen un nuevo paradigma con la finalidad de lograr una mejor calidad de vida. En vez de 17 objetivos, la sostenibilidad biocentrica cobra mayor importancia y se plasma en las siguientes metas:

• Detener el deterioro de los ecosistemas, limitando las actividades que les afectan y recuperándolos.
• Limitar la extracción de los recursos naturales para que los stocks se mantengan estables.
• Lograr hábitats óptimos para redimensionar nuestros espacios, favoreciendo la concentración de las poblaciones en pueblos y ciudades pequeñas.

Al detener la destrucción de los hábitats, las enfermedades tendrán una menor propagación y ello, mejorará la calidad de vida. El cambio de paradigma no es una opción, es una necesidad.

Referencias

Agencia EFE. (8 de mayo de 2020). OIE: La seguridad alimentaria depende de animales salvajes en algunos países. Sídney, Australia.

Antonio, C., Santiago, Á., Guevara, A., & Carranco, N. (2018). LOS OBJETIVOS DEL BUEN VIVIR. julio: Bonanza.

EFE, R. /. (8 de mayo de 2020). La reforma de los mercados de animales salvajes, entre la prohibición y la regulación. España.

Naciones Unidas. (2020). Día Internacional de la Madre Tierra. Obtenido de https://www.un.org/es/observances/earth-day

Shield, C. (14 de abril de 2020). ¿Qué relación tienen la pandemia de coronavirus y la destrucción de la flora y la fauna? Alemania.