extradata

valor agregado a la información

Domingo 31 Mayo, 2020  Edición Nº1672

¿Es el fin de la Globalización? La victoria de los escépticos

Por * Nicolás Alcalde

En palabras del analista geopolítico de Rusia, Alexander Dugin, la epidemia ha aniquilado los principales axiomas de la globalización: apertura de fronteras, efectividad de las instituciones económicas existentes y de las élites gobernantes. La globalización se derrumba de manera definitiva dando lugar a un nuevo mundo post-globalista.

Debemos aclarar dos puntos para poder continuar. El primero, ¿qué es la Globalización? En pocas palabras se lo puede considerar como un fenómeno que permite una mayor integración entre los distintos países, involucrando una gran cantidad de dimensiones que van desde lo económico (empresas transnacionales), lo político (organizaciones internacionales) hasta cultural (aspectos compartidos entre culturas).

La mayor influencia, según Anthony Giddens, son los sistemas de comunicación que permiten comunicarnos de manera instantánea de un extremo a otro del mundo.

En segundo lugar, hay que considerar que todo fenómeno puede ser estudiado bajo diferentes “lupas”. Como la elección de una lupa determinada establece, como expresa Alberto Vázquez, una posición frente al mundo; cobran importancia dos teorías denominadas Globalistas y Escépticos. ¿Qué diferencias poseen estas teorías?

Los Globalistas, según Aguiar Miramontes, consideran que la globalización ha traído la liberalización e internacionalización de los mercados, la integración regional e incluso la difusión de pensamiento. La principal consecuencia es la pérdida de poder de acción del Estado que deriva de una pérdida de soberanía por lo que el poder global se concentra en las estructuras supranacionales y no en el Estado-Nación.

Los Escépticos, según el mismo autor, consideran que el poder se encuentra en las elites estatales por lo que la Globalización no es más que nuevos flujos comerciales, donde los Estados son los únicos actores del sistema internacional que impulsan el capitalismo.

Dugin, posicionándose en una postura más cercana a los escépticos, establece que la Globalización se derrumbará abriendo paso a la realidad post-globalista. La cercanía con dicha teoría se encuentra en los siguientes puntos:

1- La sociedad abierta se convertirá en una sociedad cerrada. La soberanía se convertirá en el valor más alto y absoluto.

2- Una sociedad cerrada debe ser autosuficiente e independiente de los proveedores externos en materia de alimentos, producción industrial, en su sistema monetario y financiero, y su poder militar en primer lugar.

3- La autosuficiencia debe combinarse con una política exterior efectiva, en la que se destaque una estrategia de alianza.

4- Hay una plena responsabilidad del Estado y sus instituciones por la vida y la salud de los ciudadanos.

5- La elite de los Estados debe reflejar las características históricas culturales y religiosas de una sociedad en particular y tener una proyección de la misma hacia el futuro.

Como se puede apreciar, el post-globalismo hace énfasis en el poder del Estado y de las élites para frente al nuevo orden y por lo tanto se puede expresar que los escépticos tenían razón.

En este sentido, cabría preguntarnos si los países están preparados frente a este posible Orden Mundial. Dugin considera que EE.UU. (con Trump), China y Rusia están relativamente preparados; al tener una desventaja: las élites comparten una ideología liberal y basan sus actividades en cierta medida en estructuras transnacionales donde la globalización y el liberalismo han sido considerados hasta hace poco dogmas indestructibles e irrefutables.

Esto cobra importancia en el hecho, de que si no tenemos en cuenta los cambios en el escenario internacional, las medidas tomadas por las autoridades tenderán a ser erróneas al basarse en un escenario equivocado.

¿Ello lleva a considerar que debemos reconocer este giro en particular para poder enfrentar los nuevos desafíos y adoptar las medidas necesarias? ¿O solo es una profecía? Solo el tiempo lo dirá. Tener en cuenta las diferentes posturas a la hora de abordar una investigación nos permite entender la realidad que nos rodea y adoptar medidas más certeras.

Bibliografía
Antonhy, G. (1999). Un Mundo desbocado: los efectos de la Globalizacion en nuestras vidas. Taurus.
Dugin, A. (23 de Marzo de 2020). KontraInfo. Obtenido de https://kontrainfo.com/covid-19-el- orden-post-global-es-inevitable-por-alexander-dugin/
Miramontes, J. A. (2011). La Configuración del Estado en tiempos de Globalización. Hitos de Ciencias Económico Administrativas, 83-86.
Vázquez, A. L. (2016). Aspectos ontológicos y epistemológicos en las relaciones internacionales: breves propuestas de abordajes teóricos. Revista Mexicana de Análisis Político y Administración Pública, 41-60.

*Lic. en Ciencias Politicas // Tec. en Comunicación Pública y Política