extradata

valor agregado a la información

Jueves 9 Abril, 2020  Edición Nº1620

«La Universidad fue pionera en luchas populares y por los derechos humanos»

La socióloga e investigadora Dora Barrancos pidió hoy a las universidades, al ser distinguida por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) con el doctorado «honoris causa», que hagan «cambios curriculares para que se deje hablar de sexo genérico».

Barrancos recibió la máxima distinción que otorga la UNLP de manos del presidente Fernando Tauber, en un acto multitudinario en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.

Para Tauber «es un orgullo homenajear a esta mujer, por todas sus condiciones políticas, por su desempeño como docente, y su rol de incansable defensora y constructora de derechos».

«Tener una científica defensora de los derechos humanos, actora clave de la política argentina, una voz fuerte en los peores momentos que atravesó nuestro país, son los fundamentos más importantes de este homenaje», remarcó el presidente de la UNLP.

Y remarcó que «tenemos aún mucho por aprender, pero queremos ser una universidad feminista y nos responsabilizamos en este camino para lograrlo».

Durante la distinción, Barrancos destacó que «esta Universidad fue pionera en luchas populares y por los derechos humanos».

«La historia de la ciencia es patriarcal, varones ilustrando a otros varones, muchas veces con violencia. La historia fue insidiosa en el no reconocimiento de la mujer, pero hemos recorrido un largo camino y creo que el conocimiento se ha ido adecuando; todas las especies evolucionan y nosotros también» dijo Barrancos.

La socióloga precisó que «las universidades están apegándose a nuevos derechos. Las interpelaciones deben significar nuevas leyes y la Ley de Identidad de Género fue un logro significativo».

«Propongo pasos gigantes, de mucho coraje para cambiar los contenidos curriculares en todas las ramas; si la biología o la medicina siguen hablando del sexo genérico, no avanzamos nada», agregó.

Remarcó que «las Universidades tienen que hacer estos cambios y debe haber una observación de las currículas».

Por su parte, la decana de Humanidades «resaltó el compromiso de Barrancos en todos los espacios que le tocó ocupar; un modo de ser, de estar motivada por una gran generosidad que le ha permitido resignificar los criterios jerárquicos y personalistas de autoridad científica».

Barrancos se graduó en Sociología en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, y en los años 70 debió exiliarse en Brasil, donde trabajó en el área de salud de Belo Horizonte.

Allí obtuvo en Master en Educación en la Facultad de Educación de la Universidad Federal de Minas Gerais, en 1985, y como Doctora en Historia en el Instituto de Filosofía y Ciencias Humanas de la Facultad Estadual de Campinas (Unicamp) en 1993.

Al regresar del exilio su producción académica se encaminó en el Centro de Estudios e Investigaciones Laborales (CEIL) y luego como Investigadora Principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), donde fue directora del organismo en representación de las Ciencias Sociales y Humanas.

Formó parte del directorio de Conicet, ​ hasta mayo de 2019, cuando renunció en protesta por la reducción presupuestaria que afectó a la institución.​