extradata

valor agregado a la información

Jueves 2 Abril, 2020  Edición Nº1613

Superar los límites de la colapsología

El colapsología está ahora en todas partes. ¿Su idea clave? El colapso de nuestra civilización termo-industrial, construida sobre combustibles fósiles (carbón, gas, petróleo…), es inevitable a más o menos corto plazo (¿2025?, ¿2050?).

Por: *Jérémie Cravatte // pressenza.com

La cosa podría haber empezado ya. Lo único que queda por hacer, por lo tanto, es trabajar sin más demora en el “próximo mundo” – para su portavoz más famoso, el ingeniero agrónomo Pablo Servigne, esto implica, en particular, fundar un tejido comunitario “resiliente” (capaz de mantenerse unido, resistir y ser autosuficiente).

La inspiración libertaria de algunos se mezcla con el individualismo de otros, conocidos como sobrevivientes: a veces todo se confunde. Si los colapsólogos tienen el mérito de haber aumentado la visibilidad de los desafíos climáticos y ecológicos, las consecuencias políticas que se derivan de ello son sin embargo discutibles: es la tesis propuesta por Jérémie Cravatte, militante del Comité para la abolición de las deudas ilegítimas, en un folleto publicado este año. Lo retoma aquí, reelaborado, en la forma resumida de un artículo.

Un tercio de la tierra está degradada. El 40% de los océanos están alterados. La actual extinción en masa es mucho más rápida que las anteriores. En comparación con la era preindustrial, el calentamiento global medio ya ha superado los +1°C: esto significa que pronto entrará en su fase de expansión. La mitad de los hidrocarburos (principalmente carbón, petróleo y gas natural) han sido extraídos y quemados en el espacio de dos siglos. Muchos minerales y metales se están volviendo escasos.

Seguí leyendo la nota acá

*  Jérémie Cravatte, activista del CADTM Bélgica y miembro de ACiDe (Auditoría Ciudadana de la deuda en Bélgica)