extradata

valor agregado a la información

Domingo 5 Abril, 2020  Edición Nº1616

Samsung lanza un televisor «infinito»

Tiene integrados los asistentes de Google, Amazon (Alexa) y Bixby -el asistente virtual de Samsung- y acceso a la tienda de aplicaciones de la empresa.

El último televisor de Samsung es todo pantalla. La superficie frontal está ocupada en un 99% por el panel que muestra la imagen. Hay un marco, sí, pero es tan pequeño que casi se puede despreciar como un error de redondeo. Apenas 2,3 mm. en los bordes del dispositivo. La imagen parece flotar en el aire.

Se trata una nueva pirueta en el mercado de la imagen, que como todos los años tiene una fuerte presencia en la feria CES de Las Vegas.

La pantalla usa la misma tecnología QLED de los modelos de gama alta de Samsung de los últimos años, una alternativa al OLED que también presume de un alto rango dinámico y un color negro mucho más profundo que el que se suele conseguir con televisores de cristal líquido con retroiluminación LED convencional, la tecnología que usan la mayoría de los televisores planos a la venta hoy.

Tiene una resolución de 8K, la apuesta de muchos de los televisores de gama alta del mercado para este año y que pone cuatro veces más píxeles en la superficie de la pantalla que los modelos 4K.

La mayor densidad se aprecia sobre todo en televisores de gran tamaño, como éste -Samsung lo ofrecerá a partir de 65 pulgadas- pero aún no hay mucho contenido nativo compatible con esta imagen.

Para compensar, y al igual que otros televisores 8K del mercado (la propia Samsung lanzó uno el año pasado, aunque con un diseño más convencional), estas pantallas escalan la señal de vídeo 4K a la nueva resolución.

El efecto no es tan bueno como el que se conseguiría con una señal 8K nativa pero sí lo suficiente como para ser apreciable. La empresa también está trabajando junto a Amazon en nuevos sistemas de compresión que permitirán enviar imagen 8K desde servicios de vídeo bajo demanda incluso con conexiones no muy rápidas.

Seguí leyendo la nota acá