extradata

valor agregado a la información

Jueves 2 Abril, 2020  Edición Nº1613

México reabre la causa por los estudiantes desparecidos

La Fiscalía General de la República (FGR) se comprometió a investigar nuevamentelas circunstancias en que 43 estudiantes desaparecieron hace cinco años en el estado sureño Guerrero.

Lo anunció el abogado de los parientes de la mayoría de los alumnos desaparecidos, Vidulfo Rosales, tras reunirse por más de dos horas con el titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero.

“En sus propias palabras, (Gertz Manero) dijo: esta investigación está muy mal y hay que volver a reconstruirla, no veo por dónde pueda avanzar con lo que tenemos”, afirmó Rosales, según la agencia de noticias EFE.

En tanto, el fiscal del caso, Omar Gómez Trejo, ratificó que comenzará a indagar de nuevo y procurará “una investigación independiente, objetiva, clara, que rompa con esa narrativa que se ha venido creando en años pasados”.

Gómez Trejo admitió que en la investigación anterior hubo “irregularidades, delitos que se cometieron en contra de personas que incluso fueron inculpadas”.

El 26 de septiembre de 2014, estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa que se desplazaban en unos ómnibus fueron atacados a balazos por policías en el municipio Iguala.

En el ataque murieron seis personas y 43 fueron detenidas y entregadas a miembros del cartel Guerreros Unidos, que las asesinaron y quemaron sus restos en un basurero del vecino municipio Cocula, según la versión oficial.

Sin embargo, un grupo de expertos que investigó el caso a pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) opinó que fue imposible que los 43 cuerpos fueran incinerados en el basurero y aseguró que parte de la versión oficial se basó en testimonios obtenidos bajo torturas.

El sábado pasado, un juez ordenó la excarcelación de 24 policías, con lo que ya salieron de la cárcel 77 de los 142 acusados por el caso.

El 3 de diciembre de 2018, en su primer día hábil en el gobierno, el presidente Andrés López Obrador creó por decreto una “comisión de la verdad” para el caso de los 43 estudiantes desparecidos y puso al frente de ella al subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas.