miércoles 17 de julio de 2019 - Edición Nº1369
ExtraData » MUNDO » 4 mar 2016

Francia y Alemania piden ayuda a Turquía en el control de la frontera de la UE

Es crucial para lidiar con la crisis de los refugiados. Ambos países intentarán convencer a Turquía el próximo lunes de que cumpla con sus compromisos de reducir el flujo de entradas de inmigrantes a Grecia por el mar Egeo.


Ese fue el mensaje central tras la reunión mantenida en París por el presidente francés, Francois Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, para preparar la cumbre del lunes entre una Unión Europea (UE) muy dividida por la crisis de refugiados y una Turquía acusada de chantajear a Europa y de atizar la guerra siria.

Hollande insistió en que "los refugiados sirios (...) deben ser acogidos lo más cerca posible de su país" y en que entre los que están llegando a Europa por el Mediterráneo oriental hay que determinar quiénes pueden pedir asilo y los otros, que deben ser devueltos al lugar de donde salieron, esencialmente Turquía.

El presidente francés se esforzó en acallar las tensiones de los últimos tiempos entre París y Berlín, en especial por las críticas a Merkel hace tres semanas de su primer ministro, Manuel Valls, por su política de puertas abiertas, que tan mal sentaron en la cancillería.

"Francia y Alemania trabajan con el mismo ánimo y con la misma voluntad" y "aportan la misma respuesta, Europa", señaló. El mandatario desgranó luego el contenido de la concertación que van a llevar al resto de los socios de la UE: "Controlar las fronteras exteriores" para "volver a poner en orden Schengen", el espacio de libre circulación transfronteriza que comparten 26 países europeos, en su mayoría miembros de la UE.

Eso pasa por convencer a Turquía de que "debe respetar sus compromisos", en particular el de readmitir a los inmigrantes que entran clandestinamente a Grecia y que no pueden acogerse al derecho de asilo en Europa, añadió.

En esa misma línea, Merkel dijo que "Alemania y Francia están totalmente de acuerdo en proteger las fronteras exteriores" para poder levantar progresivamente controles interiores establecidos en los últimos tiempos, pero también "por razones de seguridad", para poder verificar quién entra en el espacio Schengen.

La jefa de gobierno reiteró que el lunes hablarán con Turquía -a la que la Unión Europea ha prometido 3.000 millones de euros por asumir la carga de los refugiados- para trabajar en "la readmisión de inmigrantes", e hizo notar que Ankara ya ha admitido recibir a "un número importante" procedente de Grecia.

Constató que el número de entradas clandestinas a Europa por el mar Egeo ha disminuido desde el otoño, pero puntualizó que queda camino por hacer y que hay que "buscar soluciones duraderas" concertadas porque las "unilaterales no son útiles".

A juicio de Merkel, Turquía tiene interés en "no recibir más refugiados, es decir, en llegar a una solución" en el conflicto sirio, pero también en atajar la inmigración ilegal en el mar Egeo, que está en manos de mafias.

"Hay un interés común, turco y europeo" para "acabar con la ilegalidad" y con las muertes de personas que se lanzan al mar para llegar a Europa de forma clandestina, sentenció.

Hollande anunció que Francia pondrá un barco para la misión que está llevando a cabo la OTAN en el Egeo, entre Grecia y Turquía, y reiteró su compromiso para recibir a 30.000 de los 160.000 refugiados que los europeos acordaron repartirse en septiembre.

Francia esgrime que si ese reparto no se ha llevado a cabo es porque los centros de arribo de los inmigrantes que tendrían que haberse puesto en marcha en los puntos de entrada a Europa en Italia y sobre todo en Grecia no estaban operativos.

Fuente: Agencia EFE

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS