miércoles 22 de mayo de 2019 - Edición Nº1313
ExtraData » MUNDO » 15 feb 2016

"Es necesario que en Cataluña haya un referéndum", señaló Pablo Iglesias

El líder de Podemos presentó hoy una oferta detallada que defiende con firmeza la celebración de un referéndum secesionista en Cataluña para negociar con el socialista Pedro Sánchez, quien tiene plazo hasta el 2 de marzo para lograr formar gobierno en España.


"Seguimos entendiendo de manera muy clara que es necesario que en Cataluña haya un referéndum”, aseguró Iglesias en conferencia de prensa en el Congreso de los Diputados, al hacer pública su propuesta de gobierno, que incluye una memoria económica.

En los últimos días trascendió que Podemos preparaba una "nueva oferta" para los socialistas después de negarse a negociar mientras Sánchez lo estuviese haciendo con los liberales de Ciudadanos, a los que consideran "incompatibles" con un gobierno progresista.

Pero en el documento presentado no hay sorpresas en cuanto a las propuestas de Podemos, aunque sí explican cómo pretenden revertir los recortes -con una reforma fiscal progresista y aumentando el gasto público- y también dejan subrayado por escrito que el referéndum de Cataluña es "imprescindible".

A priori ésta línea infranqueable fijada por Podemos con apenas dos semanas de negociaciones por delante- hoy se anunció que Sanchez tiene plazo hasta el 2 de marzo-, aleja la posibilidad de un acuerdo con el Partido Socialista (PSOE) y acerca a España a nuevas elecciones.

"Nos reuniremos de forma inmediata con Podemos para decir 'no' al referéndum en Cataluña", dijo Antonio Hernando, el jefe de negociadores de Sánchez, enterrando las esperanzas de Iglesias, inmediatamente después de que hizo público su programa.

Hernando expresó la "perplejidad, preocupación y decepción" con la que el PSOE recibió la propuesta de Podemos tras esperar "10 días con la mano tendida" y le envió un mensaje directo al líder de la tercera fuerza más votada: "Pablo, no sabes donde estás".

"El candidato a formar gobierno es Sánchez, y esto es algo que Iglesias parece que no ha entendido", añadió Hernando en declaraciones a la radio Cadena Ser.
Lo que sí pudo haber cambiado es su actitud respecto a Ciudadanos, puesto que Podemos ya no veta al partido de Albert Rivera, con el que Iglesias incluso pretende reunirse, aunque no le pedirá su abstención a un gobierno del PSOE, Podemos e Izquierda Unida (IU).

"Entendería que Ciudadanos no nos apoyara, porque políticamente es equiparable al Partido Popular (PP)", remarcó el dirigente antiajuste en referencia de la fuerza de Rivera y la del presidente en funciones, Mariano Rajoy.

Iglesias, que envió su propuesta a los líderes de los partidos con los que quiere mantener una ronda de contactos - comenzando por Izquierda Unida (IU) y los valencianos de Compromís-, pretende reunirse con Sánchez antes del jueves.

“Quiero pedirle a Pedro Sánchez que nos pongamos a negociar ya. Estoy convencido de corazón que nos va a elegir a nosotros”, manifestó.
Sin embargo, por la reacción que tuvo el PSOE existen pocas expectativas.

Según el vocero socialista, Sánchez e Iglesias ya se reunieron y ahora "nos vamos a sentar (los negociadores) pero lo haremos en base al documento que presentó el PSOE".

"La comisión negociadora se reunirá con ellos cuando quieran", insistió Hernando, quien advirtió que la posición del PSOE respecto al referéndum "es definitiva".
Pese a las discrepancias, Iglesias se había mostrado convencido de que "hay tiempo" para llegar a un acuerdo después de que el presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López, anunció que Sánchez se someterá al debate de investidura el 2 de marzo.

"Sí. Espero de corazón que el candidato socialista sea mi presidente", remarcó Iglesias, quien aspira a ocupar la vicepresidencia del hipotético gobierno de coalición con los socialistas, a los que también reclama varios ministerios de acuerdo con la proporcionalidad de sus 69 escaños.

En su plan de casi cien páginas, Podemos plantea revertir los recortes de Rajoy con un aumento del gasto público de 96.000 millones de euros, que buscan compensar con un incremento de los ingresos a través de una reforma fiscal progresista (40.000 millones de euros) y luchando contra el fraude.

Proponen, asimismo, negociar con Bruselas nuevo objetivos de déficit para tener mayor margen para cumplir con su plan de rescate social. "Lo que digo a los dirigentes de Podemos es que tenemos una enorme oportunidad de cambiar", insistió Hernando, quien dio cuenta de algunos avances con los demás partidos.

El PSOE tiene sólo 90 diputados y necesita el respaldo de más de un partido para superar la votación de investidura, previendo el rechazo del conservador PP, con 123 escaños.

Rajoy declinó la primera oferta del monarca por falta de apoyos pese a que ganó las elecciones, en una decisión inédita que abrió el camino a Sánchez.
Pero el dirigente del PP no renunció a su candidatura sino que pretendía ganar tiempo con la esperanza de que Sánchez fracase en sus negociaciones, que son complejas, puesto que busca cosechar el apoyo de Ciudadanos y Podemos, que mutuamente se consideran incompatibles.

En el caso de un acuerdo con Ciudadanos, el PSOE necesita que Podemos o el PP se abstengan, pero si pacta con Iglesias, tendrá a Rivera en contra y necesitará de los nacionalistas vascos y los independentistas catalanes.

Sánchez expondrá su programa en la sesión de investidura y, al día siguiente, será la primera votación, en la que necesita el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara Baja, es decir 176 diputados (de 350), para ser elegido presidente del Gobierno.

Si no la obtiene, se repetirá la votación 48 horas después y el candidato será investido con mayoría simple, más votos a favor que en contra. En caso de no lograrlo, podrá seguir negociando. Eso sí, desde el 2 de marzo correrá el plazo de 2 meses a partir del cual si no hay gobierno se convocarán nuevas elecciones.

Fuente: Télam

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS