miércoles 17 de julio de 2019 - Edición Nº1369
ExtraData » MUNDO » 18 nov 2015

Francois Hollande disolverá a los grupos que "hagan apología del terrorismo"

Así lo señaló el presidente de Francia en rueda de prensa en la que detalló el operativo realizado en Saint Denis que dejó el saldo de dos muertos, siete detenidos y cinco polícías heridos.


"Si ciertos individuos se libran a la apología del terrorismo en ciertos lugares, en asociaciones, en grupos de hecho, el proyecto de ley presentado esta mañana prevé que puedan ser disueltos. Y lo serán inmediatamente", aseguró Hollande, según informó la agencia de noticias EFE.

"Hemos establecido el control en nuestras fronteras respetando los acuerdos europeos. He decretado un estado de emergencia en todo el país", detalló el mandatario francés tras confirmar que enviará al Parlamento una propuesta de extender durante tres meses este periodo de excepción.

Luego aseguró que la intervención de hoy (en Saint Denis) permite entender la magnitud de la "guerra de Francia contra el Estado Islámico", al tiempo que alertó contra "el veneno de la sospecha" que pueda degenerar en actos de odio contra determinadas comunidades.

Hollande indicó que hay que responder con firmeza al "reto que les plantea el terrorismo", pero alertó contra el peligro de "caer en la estigmatización" de los musulmanes.

"Nuestra cohesión social es la mejor respuesta y nuestra unión nacional es la expresión. Tenemos que ser implacables contra toda toda forma de odio. Ningún acto xenófobo, antisemita, antimusulmán debe ser tolerado", agregó.

Luego alertó contra quienes quieren vincular la amenaza yihadista con la llegada masiva de refugiados a Europa y señaló que el único lazo entre ambos es que "los habitantes de Irak y Siria huyen porque están martirizados por los mismos que atacan hoy" en Francia.

Hollande confirmó que Francia "sigue dispuesta" a acoger 30.000 refugiados en los dos próximos años, pero señaló que procederá a las "verificaciones necesarias" antes de aceptar su entrada y recordó que la reforma del derecho de asilo permite rechazar a toda persona cuya estancia en Europa constituya una amenaza.

"De esta forma afianzaremos la seguridad de los franceses con un control reforzado en las fronteras pero siendo fieles a nuestros valores", dijo.
También dijo que el ejército de su país "desempeñará un papel importante desde el punto de vista militar, pero también política y económicamente", al explicar la lucha contra el grupo islamista radical Estado Islámico (EI) tras los ataques en París el viernes pasado que dejaron al menos 129 muertos y más de 300 heridos.

Hollande reconoció que el estado de emergencia "justifica ciertas restricciones temporales a nuestra libertad", pero justificó la medida en la situación extraordinaria producida por los atentados y pidió "un fortalecimiento de la ley antiterrorista y la ley de inteligencia" para "darles nuevas herramientas (a las fuerzas de seguridad) para que puedan enfrentar cualquier situación riesgosa".

En relación a la recepción de refugiados, tema que volvió al debate nacional, Hollande explicó que "antes que la gente entre en territorio, tenemos que asegurarnos que no sea un riesgo para nuestro país" y detalló que se realizarán "las verificaciones necesarias para admitir a los refugiados".

"Los terroristas quieren suspender nuestras libertades, pero Francia seguirá siendo un lugar de libertad, un país activo y dinámico que no cederá ante el temor", sentenció el mandatario y concluyó: "¡Qué viva Francia! ¡Qué viva la República!".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS