martes 12 de noviembre de 2019 - Edición Nº1487
ExtraData » DEBATES » 8 nov 2019

Educación

Logros y desafíos de la Educación Argentina

La semana pasada les propuse un ejercicio de análisis de los objetivos de la Ley 26.206 de educación. Esta ley fue parte de un conjunto de medidas que marcaron cambios significativos en la educación argentina.


Por: * Prof. Mario Osvaldo Garberoglio

Previo a ella, se sancionaron además la Ley 26.058/2005 de Educación Técnico-Profesional y la Ley 26.150/2005 de Educación Sexual Integral, entre otras. Estas leyes tan necesarias fueron el fruto del progreso en materia educativa que tuvo nuestro país en la primera década de los años 2000. En ellas no solo se habla de marco regulatorio y financiamiento, también se habla de inclusión, de respeto, de igualdad, de no discriminación, de identidad nacional, de promover valores, y de concebir la cultura del trabajo y el esfuerzo como principio fundamental.

Entre los logros más importantes de este período podemos mencionar: la mejora salarial docente, la obligatoriedad del nivel secundario, la ampliación de la jornada escolar, la creación del Instituto Nacional de Formación Docente y el acceso a la educación inicial a partir de los 45 días. Otro logro significativo tuvo que ver con la infraestructura donde se priorizaron el nivel preprimario y el nivel universitario.

Se crearon 2128 nuevas escuelas y más de 15 universidades, más otro tanto que habían quedado en proceso de ejecución. En lo que respecta a equipamiento, se desarrollaron programas destinados a universalizar el acceso a las nuevas tecnologías y modernizar los equipos existentes. Podemos mencionar el Programa Conectar Igualdad que entregó más de 5 millones de netbooks en todo el país y el fondo especial creado por la ley 26.058 para la ejecución de planes de mejora continua de la calidad educativa en las instituciones de educación técnico-profesional.

Se crearon también otros programas complementarios como la Asignación Universal por Hijo y el Plan Fines, cuyos objetivos principales son la permanencia en el sistema educativo y terminalidad de la escuela secundaria. Estas medidas y disposiciones permitieron la concreción de objetivos que se venían postergando y sobre todo, otorgaron condiciones de igualdad tanto a alumnos como a docentes en el proceso de inclusión educativa.

Todos estos logros se vieron estancados en los últimos 4 años. No hubo progresos, pero tampoco hubo continuidad. No se cumplió con el otorgamiento del 6% de inversión que establece la ley, lo que implicó que se congelaran proyectos y se abandonaran programas que habían marcado una importante mejora en el nivel educativo y pero sobre todo de inclusión social. Hace 4 años todavía quedaban desafíos por cumplir.

Uno de ellos es la mejora en los resultados de aprendizaje. Entre los factores causantes de este problema, el principal sin dudas es la pérdida de días de clases que solo puede enfrentarse implementando mejores condiciones laborales para los docentes. La Ley de Educación Nacional establece como objetivo la ampliación de la jornada escolar. Esto se hace imposible con el presupuesto destinado actualmente ya que deberían construirse nuevas escuelas y negociar las jornadas y los salarios de los docentes.

En el nivel inicial tenemos como desafío promover la construcción de escuelas para la educación temprana de niños y niñas entre 45 días y 4 años de edad. Pero además de infraestructura, este desafío requiere de una regulación de los espacios, ya que la mayoría de los existentes son no formales, y de una formación acorde para los docentes y cuidadores dedicados a la educación temprana. En el nivel primario y secundario, tenemos como desafío mejorar los resultados de aprendizaje.

Nos hemos enfocado en la inclusión, en la permanencia y en la terminalidad, pero esto no quiere decir que debamos bajar la calidad educativa para que los chicos sigan en la escuela. Se pueden tomar muchas medidas para modificar estos resultados, medidas que generen condiciones de igualdad y oportunidades de mejora. Dentro de la institución educativa, por ejemplo, tenemos como herramienta la implementación del aumento de la jornada escolar, lo que traería consigo un aumento de los docentes de apoyo.

También se puede promover la creación de espacios de consulta como bibliotecas con acceso a internet, con docentes que actúen como tutores guiando a los niños y niñas en la búsqueda de información, interpretación de textos, y resolución de problemáticas. En lo que respecta al nivel secundario específicamente podríamos hablar de desafíos relacionados con las metodologías de enseñanza.

Enseñar por proyectos, descubrir y desarrollar capacidades individuales y de trabajo en grupo y desarrollar competencias que acerquen a los alumnos al mercado socio-productivo, son algunas de las metas que tenemos por delante. Pero sobre este tema, hablaremos en otra oportunidad. Hoy tenemos la obligación de recuperar los logros perdidos, de volver al 6% de inversión en educación que nos permita mejorar las condiciones educativas tanto de alumnos como docentes.

Nuevamente lo urgente se contrapone con lo importante, pero esta vez nos encuentra con las leyes sancionadas, solo hay que exigir su cumplimiento.

* Prof. Mario Osvaldo Garberoglio

Redes sociales:

Facebook: @MarioGarberoglio83

Instagram: @MarioGarberoglio

Twitter: @GarberoglioMO

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS