lunes 14 de octubre de 2019 - Edición Nº1458
ExtraData » DEBATES » 2 oct 2019

Macri les quita los impuestos a los exportadores

Tras el Decreto 661/2019, los exportadores pagarán menos impuestos si liquidan las divisas en tiempo y forma. Así el gobierno intenta fortalecer la confianza de los mercados.


Por: Homero Bonafert // @hombona

En el Decreto 661/2019, del día lunes 23 de septiembre del 2019, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, anunció que a todas las exportaciones con algún proceso en su manufactura que se realice dentro del territorio nacional, se les devolverá total o parcial los impuestos abonados, siempre y cuando liquiden las divisas en los tiempos establecidos por el Banco Central de la República Argentina.

Debido a la crisis económica que atraviesa el país, el gobierno intenta dar pasos que tiendan a fortalecer la confianza de los mercados, de los sectores económicos y de la población en general.

En este caso, la medida está orientada a fomentar y estimular las exportaciones de bienes nuevos sin uso y, en lo posible, con algún grado de intervención en su producción, con el objetivo de que ingresen más dólares al país.

Volvemos al mismo punto de partida de siempre: ¿qué modelo de Estado queremos? O, mejor dicho, ¿qué modelo de Estado busca el señor Presidente?

Cuando uno ve este tipo de medidas para retirar impuestos, entendemos que la pretensión es reducir al Estado, achicarlo a su mínima expresión posible.

Entonces pienso: ¿para qué se usan o deberían usar los impuestos? En este punto, un lector desprevenido podría decirnos que los impuestos se destinan en su mayoría a pagar planes sociales, a sostener la pobreza, a regentear punteros políticos y todo ese tipo de discursos poco profundos.

Los impuestos se utilizan para sostener al Estado. Esto significa que con ellos se deberían construir escuelas, hospitales, cloacas, calles, bibliotecas; pagar sueldos de docentes, médicos, profesionales, policías, bomberos, empleados estatales; deberían utilizarse para que los funcionarios puedan gestionar mejor, etc.

El gasto del Estado es enorme, está claro, y tiene que ser más eficiente, pero reducir los ingresos no es el camino adecuado para el equilibrio de las cuentas.

Desde el primer día, esta gestión fue muy clara: tendió a beneficiar a un solo sector con la infantil idea de que, al lograr el crecimiento de algunos poderosos, las sobras de sus ganancias impactarían positivamente en los de abajo.

Acá el camino no pasa por quitar impuestos a los mayores evasores del país. El camino tiene que ser la producción, la industria nacional, la ciencia y tecnología, la educación. Si no logramos que estas áreas crezcan y se desarrollen, no hay futuro posible donde el pueblo argentino sea feliz.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS