lunes 16 de septiembre de 2019 - Edición Nº1430
ExtraData » DEBATES » 9 sep 2019

La protesta social: ¿síntoma o problema?

En la mañana del miércoles 4 de septiembre los movimientos sociales, sindicatos y diversos espacios políticos se movilizaron al centro porteño para reclamar por la emergencia alimentaria.


Por: *Lic. Homero Bonafert // @hombona

Hoy, uno de cada tres porteños tiene deudas de sus expensas, y si tenemos en cuenta que el 60% de la población de esta ciudad vive en un consorcio, el número es aún mayor. Sin embargo, los funcionarios del gobierno nacional anunciaron que el contexto que vive el país no amerita declarar la emergencia alimentaria.

¿Pero cuál es este contexto? Miles de despidos, más de cincuenta pymes que cierran por mes, una baja en las exportaciones y la preocupación de los sectores industriales y empresariales por la rentabilidad de sus inversiones.

El día martes pasado se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 610/2019, que anuncia un aumento del 35% del salario mínimo, vital y móvil. No obstante, los sectores movilizados sostienen y reclaman, entre otras cosas, que este aumento es insuficiente, sobre todo si se calcula en dólares y se toma en consideración la devaluación del peso argentino.

Ahora, cuando miles de personas están juntas se crea una masa que, al movilizarse por zonas céntricas, interrumpe la jornada diaria de los trabajadores que deben concurrir a cumplir sus obligaciones, genera demoras en el tránsito, vulnera el derecho de libre circulación de los ciudadanos y complica la movilidad de ambulancias, patrulleros, camiones de bomberos, entre otros.

Algunos autores incluso sostienen que las personas en grupo pueden llegar a comportarse de forma peligrosa y perder ciertas precauciones de la vida en sociedad.
Esta situación genera un debate interesante: ¿la movilización es un síntoma o un problema?

Si nos quedamos con lo emergente nunca vamos a poder resolver los problemas. En esta situación, como en todas las problemáticas sociales, el Estado debe ser protagonista de la resolución de los conflictos. Si como sociedad no empatizamos con aquellos que la pasan peor y si no comprendemos que la movilización social es el síntoma de un problema mayor, nunca vamos a convertirnos en el país que necesitamos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS