domingo 25 de agosto de 2019 - Edición Nº1408
ExtraData » ARTE Y CULTURA » 1 ago 2019

#Recomendados

La Argentina Podcastera

¿Cuál es el crecimiento real del mundo podcast? En Argentina los principales productores están fuera de la industria tradicional de radio: el amateurismo predomina.


Por: *Agustin Espada Ilustración Maria Elizagaray Estrada // revistaanfibia

El mercado internacional muestra lo contrario: grandes actores se combinan con productores independientes y amateurs, gran crecimiento publicitario, inversiones millonarias y audiencias de millones de personas. A días de lanzar la tercera temporada de Anfibia Podcast, Agustín Espada analiza el panorama actual en la región, plantea problemas, desafíos y oportunidades.


¿Qué tienen en común Kevin Bacon, Snoop Dog, Shaquille O’Neal, Mark Zuckerberg y Barack Obama? ¿Y qué comparten estos personajes de la vida pública estadounidense con Netflix, The New York Times, CNN y el JP Morgan? Todos tienen sus podcasts.

Desde los años 60’s, cuando la televisión tomó de la radio sus principales géneros y formatos para comenzar a producir contenidos que no existe entre ambas industrias un intercambio artístico tan marcado. Sí, puede ponerse al mercado del podcast dentro del de la radio o a ambos dentro del de audio digital. Pero desde 2015 grandes estudios audiovisuales como 21st Century Fox, ABC, Paramount, HBO e incluso Amazon y Netflix han contratado los libretos y guionistas de diferentes podcasts para producir su versión para la pantalla chica. Serial fue el primer exponente fuerte pero Homecoming, Chernobyl o Dirty Johnpueden ser ejemplos más cercanos.

En un contexto de consumos audiovisuales a demanda y multiplataforma, el audio parecía haber perdido la capacidad de sorpresa y adaptación. En pocas palabras, mientras las audiencias de radio tradicional disminuyen, su penetración en plataformas conectadas se encuentra estancada.


La oferta deficiente de contenidos informativos y de entretenimiento en formato audio y a demanda es caldo de cultivo para los productores de podcasts. ¿Pero qué es un podcast? Contenidos esencialmente radiofónicos pero que difieren en su capacidad de establecer una distancia temporal entre su producción y su consumo. Y entre consumidores, ya no es punto-masa (broadcasting). Dicho más fácil: no hace falta escucharlos en vivo, se puede acceder a ellos cuando se quiere y por el dispositivo que se quiera. Serializados, segmentados temáticamente, de duración breve y de acceso multiplataforma.

En este punto deben hacerse algunas aclaraciones conceptuales.

Pueden encontrarse podcasts de, al menos, dos tipos. El primero es el que lo explota como formato de re-distribución, es decir, algo que ya salió al aire es ofrecido en la web a través de un archivo de audio. El segundo es el podcast como formato de producción, es decir, aquel contenido pensado y realizado para ser escuchado por fuera de una transmisión radiofónica tradicional. De esta manera, podría crearse una esfera de contenidos de audio digital en el que se inserten los podcasts, la radio a la carta (o podcasts de re-distribución), la música, los streamings de radio y los audiolibros.

La renovación expresiva y artística que el podcast dio a los contenidos sonoros en los últimos años se manifiesta en formatos recuperados de la radio tradicional: documentales, ficciones, comedias, reportajes. La amplia diversidad de focos, temas, géneros y actores que participan de este mercado en crecimiento le otorgan una diversidad similar (o incluso mayor) al de la oferta audiovisual a demanda. Como en su momento la FM, esta propuesta tecno-artística renueva las posibilidades de producción para la radio (y sus alrededores).

No es casual que los principales productores de podcasts se encuentren fuera de la industria tradicional de radio. La crisis económica y laboral de la radiofonía argentina tiene sus consecuencias precarizantes en lo artístico también. Y allí caen las propuestas de generación de producciones para nuevas plataformas. Son muy pocas las emisoras que cuentan con alguna estrategia de producción de contenidos exclusiva y diferencial para internet. Incluso son muy pocas las que hacen un uso consciente de las capacidades de desprogramación y redistribución de lo ya producido por nuevos canales. Así, la producción de podcasts se encuentra en manos de actores no tradicionales.

El mercado internacional muestra lo contrario: grandes actores se combinan con productores independientes y amateurs, gran crecimiento publicitario, inversiones millonarias y audiencias que se cuentan en decenas de millones de personas
. ¿Estamos ante un boom del formato? ¿O se trata de una burbuja?

Una segunda oportunidad

El podcast no es algo tan novedoso en el mercado de medios. La primera vez que se habló del término fue en 2004. Quince años después la realidad es otra. Su penetración supera el 30% de la población en Estados Unidos y los principales países de Europa mientras en España o Corea del Sur alcanza el 40%. Pero además, los podcasts dejaron de ser las cápsulas sonoras descargables para ser consumidas principalmente por streaming; dejaron de ser un producto de producción amateur para profesionalizarse y manejar cientos de millones de dólares en publicidad; y, centralmente, dejó de ser propiedad exclusiva de usuarios de Apple para pasar a ser de interés para los gigantes de internet (Google, Facebook, Microsoft, Spotify).

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS