miércoles 17 de julio de 2019 - Edición Nº1369
ExtraData » ENTREVISTAS » 4 abr 2019

#cine

Se estrena el documental "La Feliz"

El film que reconstruye la violencia paraestatal en Mar del Plata en la década del 70. Se proyectará todos los sábados de abril en el Malba. Valentín Javier Diment se propuso "profundizar en el pasado pero -a la vez- vincularlo con la actualidad".


"La Feliz (continuidades de la violencia)" enfatiza las particularidades que asumió la violencia política en una ciudad que fue un lugar de veraneo de la aristocracia en la década del ´30, que se transformó con el turismo social del peronismo y que resultó refractaria a examinar los crímenes de la última dictadura militar.

"Fue una sociedad reacia en principio a los procesos relacionados con la memoria. Existe un núcleo muy pujante por su reconstrucción pero también hay una gran resistencia", afirmó Diement en diálogo con Télam.

El documental, de 87 minutos, contó con la investigación periodística de Felipe Celesia, Pablo Waisberg y Federico Desántolo. Se proyectará en el Malba todos los sábados del mes desde las 18.

Celesia y Waisberg son los autores del libro "La Noche de las Corbatas" (2016), que investiga el asesinato de un grupo de abogados laboralistas en Mar del Plata a principios de la dictadura (entre ellos Norberto Centeno y Jorge Candeloro). Ese episodio le permite a Diement retrotraerse hasta los origenes de la CNU (Concentración Nacional Universitaria), brazo político de la Triple A, y luego trazar una relación con otras violencias como la actividad de grupos neonazis en la ciudad.

"La Feliz" constituye un nuevo trabajo de Diement que continúa, en el plano del largometraje documental, a "Parapolicial negro (apuntes para una prehistoria de la triple A); la serie "Mujeres de Lesa Humanidad" (entrevistas a esposas de acusados de crímenes de lesa humanidad) y algunos largometrajes de ficción.

- Hay en el documental un esfuerzo por exceder el relato de la historia puntual de la CNU y La Noche de las Corbatas y establecer regularidades, continuidades, incluso con la actualidad. ¿La idea de la película fue creciendo o el germen del proyecto ya tenía esa intención?

- Fue la idea inicial. Desde mi anterior documental me quedé con ganas de profundizar sobre la historia de la CNU pero, a la vez, quería hacer algo que no se limitara al pasado. Yo estaba siguiendo en caso de los neonazis en Mar del Plata cuando me crucé con el manuscrito del libro "La Noche de las Corbatas", de Celesia y Waisberg. Empecé a trabajar en la hipótesis de que existiera una continuidad y, desde allí, comenzó el trabajo, cuatro años atrás.

- En alguna ocasión he escuchado afirmar que en Mar del Plata hubo una reacción más tardía, en democracia, en relación a la reconstrucción de la memoria de las víctimas. ¿Hay algo de ese imaginario social en ese sentido que La Feliz se propone reflejar?

- La sociedad marplatense fue reacia en relación a todos los procesos vinculados a la memoria. Hay un núcleo muy pujante pero a la vez hubo una enorme resistencia. Las condenas a cadena perpetua por los crímenes de lesa humanidad tardaron 45 años. Costó muchísimo. Pero a la vez hubo una cuestión de vanguardia en relación a cómo se consideraron, jurídicamente, las violaciones a las víctimas. El caso de Marta García de Candeloro (la viuda de Jorge Candeloro) fue el primer juicio en el que pudo hacerse valer la violación como un crimen autónomo y no como un acto más que era parte de la tortura. Eso permitió reabrir y revitalizar muchos juicios.

- Aparece la voz de los victimarios o de sus defensores, ¿Hubo dificultades en recoger esos testimonios?

- No. Hoy sienten que su discurso participa de modo más fluido con el sentido común. Entienden que no existe una voz oficial que los condena y no son reacios a ofrecer su testimonio como podía ocurrir años atrás.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS