martes 21 de mayo de 2019 - Edición Nº1312
ExtraData » ARTE Y CULTURA » 12 feb 2019

#recomendados

"Desborde, traspasar los límites", una muestra pensada desde la práctica curatorial

La obra se para a partir del diálogo entre artes visuales y electrónicas. Podrá verse hasta el 24 de febrero, con entrada gratuita, en la sede Caseros del Museo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Muntref), en Valentín Gómez 4838.


La exposición pone en funcionamiento las nociones de producción y narrativa curatorial planteada en los posgrados de Artes Visuales y Artes Escénicas de esa universidad, a partir de trabajos realizados allí mismo.

Las piezas ponen en movimiento una operación dialéctica entre el adentro y el afuera que marca un recorrido fluctuante e interpela al visitante sobre los propios límites y desbordes.

"La exposición plantea el abordaje de nuevos territorios, el desafío está en poder pensar fuera del borde y traspasar el límite", explicaron los organizadores.

TRASPASAR LOS LÍMITES

Nuestro tradicional sentido de la orientación -y junto a él, los conceptos modernos de tiempo y espacio- está basado en una línea estable: la línea del horizonte…Su estabilidad depende de la estabilidad de un observador situado en algún tipo de base: un fundamento que pueda imaginarse como estable aunque en realidad no lo sea… (Hito Steyerl, Los condenados de la pantalla, 2014).

Desborde es una muestra pensada desde la práctica curatorial que surge del diálogo entre la Maestría en Curaduría en Artes Visuales y la Maestría en Artes Electrónicas de la Universidad Nacional de Tres de Febrero. La exposición pone en funcionamiento herramientas y conocimientos aprehendidos en ambos posgrados como la producción de obra y la narrativa curatorial.

En cada una de las realizaciones se encuentran distintos dispositivos y tecnologías que marcan, en forma constante, un territorio desbordado. Diversas interfaces utilizadas ponen de manifiesto una rebelión de elementos “hacia afuera” de sí mismos, para encontrar reverberación en el espacio que los circunda. Esta operación de dialéctica entre el adentro y el afuera se impuso como una dinámica para el recorrido.

El itinerario por la muestra se propone desde un andar activo, en fluctuación, que interpela al visitante a partir de la reflexión acerca de sus propios límites y desbordes. Cada una de las obras, como organismos entreabiertos, sin definiciones, invoca a diversas poéticas en los objetos, materias y espacios. La fuerza con la que éstas se manifiestan induce a la transgresión, como sucede al observar la descomposición de los bordes en la carne de Metástasis II donde se visualiza el descuartizamiento de las bacterias en vivo.

Al inicio del recorrido se remite explícitamente hacia “el afuera” del espacio expositivo, el barrio. Meta espacio Caseros es una reflexión acerca del propio lugar habitado, marcado por lo geográfico y lo infraordinario. Propuestas como Zumbidos y Murmullo Ciborg desbordan en ruidos dispersos como una nueva forma de comunicación. Las fugas aparecen ahí, en el borde oscilatorio en donde lo intangible, lo palpable y lo imaginable se cruzan, como en Horizontes de sal. Derrames de sonidos en una antigua máquina de coser, como en Estudio sobre una escenografía sonora. Luces en exceso impulsan el incierto camino de Cnidarios y Rowots. Secuencias de historias de distintas geografías se entrelazan en Identidad expandida.

El “afuera” vuelve a cobrar fuerza en los últimos desbordes del itinerario. Costuras del paisaje urbano se presentan en Patchwork, invertidas desde el techo y en Lazos de cobalto, quebrando los confines del espectador en busca de su propio cielo.

Todas las obras plantean el abordaje de nuevos territorios. El desafío está en poder pensar “fuera” del borde y traspasar el límite, dentro de su aparente estabilidad, asumido como parte del propio devenir.

Equipo de curadoras: Laura Álvarez, Cecilia Falabella, Anush Katchadjian, Jimena Pautasso y Anabella Speziale

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS