domingo 09 de diciembre de 2018 - Edición Nº1149
ExtraData » MUNDO » 7 dic 2018

#ProtestasEnFrancia

Crece el malestar social por detenciones a estudiantes secundarios

Fueron obligados a arrodillarse con sus manos en la nuca durante un operativo policial. Justo cuando el país se prepara para otro fin de semana de protestas de los "chalecos amarillos".


El gobierno prometió una investigación luego de que políticos de izquierda expresaron su indignación ante los videos, que circularon profusamente por las redes sociales, de los adolescentes arrodillados mientras policías les dan órdenes a los gritos.

"Por más mal que esté lo que hayan hecho, nada justifica la humillación de menores", dijo el líder socialista Olivier Faure en Twitter.
"No hay necesidad de echar aún más nafta al fuego", agregó.

Los estudiantes, un total de 146, fueron detenidas ayer frente a un colegio del suburbio parisino de Mantes-la-Jolie, en el marco de protestas que se han extendido a cientos de establecimientos educativos durante tres semanas de manifestaciones contra el gobierno.

Un dirigente del partido del presidente Emmanuel Macron dijo hoy que 40 de los estudiantes que se manifestaron en el colegio secundario Saint-Exupery estaban enmascarados y portaban elementos para ser usados en actos de vandalismo e incendios.

Laurent Saint-Martin, del gobernante La República en Marcha, reconoció no obstante que las imágenes eran "perturbadoras".
"Está bien enojarse al mirar esas imágenes", dijo el dirigente a radio Franceinfo.

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, también consideró las imágenes "chocantes" y anunció una investigación, aunque también vertió críticas contra la protesta, informó la agencia de noticias EFE.

Blanquer afirmó que todo empezó con unos jóvenes ajenos al colegio, a los que describió como "profesionales de la violencia", que lograron arrastrar a algunos alumnos y quemaron papeleras, robaron garrafas de gas y atacaron a la policía.

La protesta estudiantil, que abarca unos 280 colegios y busca expresar el rechazo contra nuevos requerimientos para ingresar a la universidad, realza el clima de revuelta general en Francia en coincidencia con las manifestaciones de los "chalecos amarillos".

Las protestas de los "chalecos amarillos", llamadas así por los chalecos de seguridad fluorescentes que usan los manifestantes, degeneraron el sábado pasado en París en los peores disturbios callejeros de las últimas décadas.

Las manifestaciones comenzaron el 17 de noviembre en rechazo a un aumento de combustibles, pero para cuando el gobierno anuló la medida, ayer, las exigencias de los "chalecos amarillos" ya se habían extendido a muchas otras cuestiones.

Convertidos en el mayor desafío que enfrenta Macron desde que llegó al poder, el año pasado, los chalecos amarillos están furiosos por el alto costo de vida, que achacan a los elevados impuestos.

Procedentes en su mayoría de zonas rurales y de pequeñas localidades del interior, acusan a Macron, un ex banquero de inversiones de 40 años, de favorecer a los ricos con sus políticas liberales y de estar desconectado de la realidad que viven los franceses.

Cuatro personas han muerto en accidentes durante protestas de los "chalecos amarillos", y políticos de todo el arco ideológico, así como sindicatos, han llamado a la calma.
Pero los manifestantes han convocado a nuevas protestas para mañana, por considerar insuficientes una serie de concesiones hechas esta semana por el gobierno.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS