jueves 13 de diciembre de 2018 - Edición Nº1153
ExtraData » DEBATES » 5 oct 2018

¿Quién vota a Bolsonaro?

El analista Juan Manuel Karg y el periodista Fernando Duclos hilaron datos e impresiones que desmenuzan al votante del candidato que lidera las encuestas en Brasil. Radiografía del horror.


Por: Fernando Ducló @Ferduclos // revistazoom.com.ar

Una potencial victoria de #Bolso (que, lamentablemente, es muy probable) sería terrible, desastrosa, catastrófica para #Brasily para el continente, pero no tanto por él en cuanto personaje sino por lo que representa para la sociedad.

Todo el mundo sabe que una cosa es lo que se dice en campaña y otra, muy diferente, es gobernar (o pregúntenle a Macri). En ese sentido, sus declaraciones racistas, espantosas, no dan necesariamente la pauta de lo que sería su gobierno. Además, llegaría sin apoyo parlamentario.

Sin embargo, para quien sólo la conoce de pasar un mes en Copacabana o Ipanema y queda maravillado con su alegría, debo decirles que la sociedad brasileña es PROFUNDAMENTE RACISTA. Diría más, la élite blanca es desvergonzadamente ESCLAVÓCRATA y muy violenta.

El pacto de la oligarquía con Lula, dicen mucho/as, comenzó a romperse cuando el líder del PT amplió el cupo en las universidades públicas para los negro/as. Darles un poco de comida a los hambrientos, OK. Empoderar a los negro/as y cambiar la estructura del país, ESO NO.

La élite paulista, por citar otro ejemplo, contrata empleadas domésticas filipinas o de otros países (con Lula las brasileñas ganaron derechos), las encierran, no las dejan salir, las humillan. Esclavócratas x naturaleza.

Brasil es el país con más empleadas domésticas del mundo. Hay muchísima gente (y uno lo ve en las redes) que, si pudieran, les gritarían “esclavos” a los negro/as que ven por la calle. Que aman humillarlo/as. Sienten que es el orden justo de las cosas. Lo mismo con los gays, las lesbianas, LO/AS POBRES.

Les gusta hacerlo/as sentir mal. No lo hacen porque -todavía- está mal visto. La sociedad no lo permite. Pero la potencial victoria del racista les daría carta blanca total, crearía una atmósfera en la que todo está permitido. Y eso más allá de las medidas presidenciales que él, en el Planalto, pueda tomar.

Conozco varios casos de personas que volvieron llorando a sus casas por la (omnipresente) discriminación. Les gritaron “esclavo/as” en la calle. Se burlan del pelo de los negro/as, de las palabras que usan (así como en Argentina se burlan de la gente pobre). Votan a Bolsonaro.

Nota completa acá

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS