jueves 13 de diciembre de 2018 - Edición Nº1153
ExtraData » MUNDO » 17 sep 2018

Fernando Haddad avanza en las encuestas

El candidato que reemplaza al líder del Partido de los Trabajadores se acerca al ultraderechista Bolsonaro con el 13% de intención de votos según la encuestadora Datafolha. Taiana se reunión con Haddad y manifestó que es “gravísimo que Lula esté preso y que no se respeten las garantías constitucionales”.


 

Desde que Lula y el Partido de los Trabajadores (PT) definieron que Fernando Haddad sería su candidato a la presidencia de Brasil, para no sufrir nuevas sanciones de parte del Superior Tribunal Electoral, todas las miradas se vuelven hacia el proceso de trasferencia de votos de Lula hacia Haddad. Si nadie tenía dudas de que Lula triunfaría en primera vuelta, em el caso de que pudiera ser candidato, los interrogantes son sobre cómo y cuándo el caudal inmenso de votos de Lula se transfieren hacia Haddad.

“Si Haddad es elegido Presidente firma en el mismo momento de la investidura el indulto de Lula y lo nombra ministro”, aseguró desde el hospital el candidato de ultraderecha, quien lidera en las encuestas para la primera vuelta del 7 de octubre con un 26% de los votos.

Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército, también tuvo palabras hacia sus “amigos de las Fuerzas Armadas” para pedirles que piensen en “quién sería el ministro de Defensa de ustedes” en caso de que el PT vuelva al poder, y pidió que todos los brasileños “miren lo que está pasando” en Venezuela. 

También aseguró que ”el presidiario“, como se refiere a Lula, ”con toda su popularidad, con toda su posible riqueza, con todo su tránsito en dictaduras del mundo entero, como la de Cuba“, no habría ”aceptado ir pacíficamente a la cárcel“ y podría haber intentado ”una fuga“.

Por lo cual, dijo que ”si no intentó huir es porque tiene un Plan B“, que sería un supuesto fraude electoral a favor de Haddad y el posterior indulto que firmaría el candidato del PT. Cabe recordar que Bolsonaro está hospitalizado desde el pasado 6 de septiembre, cuando en medio de una actividad fue acuchillado por un hombre que dijo haberse sentido ”amenazado“ por algunas de sus promesas electorales, que incluyen entre otras cosas la liberación del comercio de armas. La herida le causó graves heridas en el abdomen, que lo han obligado a someterle a dos operaciones para tratar las lesiones de su intestino. Los médicos informaron que Bolsonaro abandonó la unidad de terapia intensiva y presenta una ”buena evolución clínica”.

Por su parte el ex canciller Jorge Taiana se reunió en Brasil con el candidato a presidente del PT, Fernando Haddad, quien es apoyado por el ex presidente Lula da Silva. En el encuentro, Taiana manifestó que es “gravísimo que Lula esté preso y que no se respeten las garantías constitucionales”.

El dirigente describió que “en la región hay una embestida judicial, política y mediática muy fuerte contra los liderazgos nacionales y populares y está en juego si vuelven los gobiernos que representan a las mayorías y que puedan modificar las relaciones de poder y el statu quo”.

Toda la campaña del PT se concentra en la consigna “Lula es Haddad, Haddad es Lula”. Es una lucha en contra del tiempo –algo más que 20 días hasta la primera vuelta–, pero también en contra de la desinformación. Las encuestas hasta ahora daban a Haddad niveles bajos de apoyo, pero sube en las nuevas, donde ya lo apuntan como el candidato de Lula, con la renuncia de éste de ser candidato.

En esas circunstancias, por primera vez Haddad aparece liderando una encuesta, con el 22 por ciento de apoyo, y Jair Bolsonaro aparece segundo, con el 15 por ciento. La tendencia es la de un crecimiento sostenido de Haddad hasta el 7 de octubre, día de la primera vuelta.

El así llamado “mercado” empieza a asumir la posibilidad del retorno del PT al gobierno. Aunque el empresariado brasileño se muestra todavía muy reacio a esa posibilidad, con la bolsa de valores teniendo caídas sostenidas y el dólar con una suba que lo pone a un nivel superior al de 2002 –momento de la primera victoria de Lula–, organismos financieros internacionales se muestran más sensibles ante un eventual gobierno de Haddad.

Por otra parte, los grandes periódicos conservadores empiezan a consignar qué posturas tendría Haddad, en caso de ser elegido, ante temas muy sensibles para ellos, como el modelo económico neoliberal, las privatizaciones y la reforma tributaria.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS