jueves 20 de septiembre de 2018 - Edición Nº1069
ExtraData » TENDENCIAS » 7 sep 2018

Asesinato de un graffitero

"Belleza y Vandalismo"

Un hombre en pantuflas mató a TEUR, un colombiano de 17 años que pintaba un graffiti en el techo de una fábrica abandonada. Esos tres balazos tensionaron, de la peor forma, los vínculos del arte callejero con las instituciones que regulan el espacio público y los vecinos. Los murales e intervenciones que Buenos Aires muestra con orgullo en tours privados y circuitos oficiales fueron hechos en contra de sus propias normas. Belleza, clandestinidad y vandalismo en las paredes porteñas.


Por: * Surelta // revistaanfibia.com

El tour de arte urbano porteño del miércoles primero de agosto hizo una parada inusual. Se salía del recorrido habitual aunque nadie sabía dónde estaba la pared que se quería mostrar. El guía les avisó a los doce turistas que había que encontrarla. Les explicó que era un graffiti hecho la noche anterior por un pibe de 17 años, Cristian Felipe Rodríguez Martínez, TEUR. Les informó que un vecino lo baleó y mató segundos después de haber terminado la obra. Los turistas sacaron las cámaras del cuello, pegaron las narices a las ventanillas del minibús y miraron de arriba abajo cada ladrillo de las coordenadas en la esquina de la Avenida Córdoba y Gascón.

Dieron varias vueltas hasta encontrarla. El guía ofreció seguir el recorrido y dejar atrás la pared que no aparecía. Los turistas dijeron que no. Apareció, la señalaron. Ninguno sacó fotos. Hubo unos segundos de silencio. Después preguntaron por qué y si era común en Buenos Aires que un vecino en pantuflas tenga un arma y dispare ante un sospechoso. De nuevo silencio.

Buenos Aires se talló una reputación a nivel mundial por la calidad y profusión de su arte callejero. Hace más de diez años que distintas empresas y organismos organizan tours de arte urbano por la ciudad. Recomiendan este lado B de Buenos Aires guías como Lonely Planet, suplementos de viaje de Australia y Estados Unidos, influencers de Brasil.

El último en sumarse a la nómina de promotores del arte urbano fue el Gobierno de la Ciudad. Desde este año la Secretaría de Turismo ofrece circuitos por distintos barrios dos veces por semana. “Descubrí el arte urbano en esta colorida visita guiada”, invitan. Su recorrido parece una postal donde la lucha de intereses por el espacio público quedó congelada, invisible, mezclada entre tanto color. Lo que ahora muestran con tanto orgullo fue hecho en contra de sus propias normas.

A la vez que institucionaliza el arte urbano mediante circuitos y festivales como el Color BA, el gobierno porteño lanza la campaña antigraffiti, en la que cuadrillas salen a tapar con pintura gris los mensajes molestos. Hay pintadas que molestan y otras que embellecen. Dentro del amplio abanico del arte urbano, algunos estilos son aceptados y otros no. Si un graffitero quiere decir otra cosa que no sea lo que la ciudad espera escuchar, entonces pintura gris. La fantasía de una sociedad controlada y homogénea donde el orden es sinónimo de progreso y negocio inmobiliario.

Nota completa acá

* COLECTIVO DE ARTE, PERIODISMO Y CIENCIAS SOCIALES
Surdelta es un colectivo formado en el marco del Laboratorio de Periodismo Performático de Revista Anfibia y Casa Sofía. Es un proyecto que une el arte urbano, el periodismo y las ciencias sociales de diversas maneras. El arte urbano es el lenguaje de Surdelta, las redes sociales y las calles son el territorio donde disputa el discurso público. Twitter: @surdelta1 Instagram: @surdelta Facebook: Surdelta.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS