domingo 21 de octubre de 2018 - Edición Nº1100
ExtraData » DEBATES » 10 ago 2018

8 A: crónica de un final anunciado

"Los pañuelos no se guardan"

Cómo se vivió en la calle la votación por la Ley IVE en el Senado. Y por qué la movilización feminista no logró incidir esta vez en el Congreso pero igual celebra la magia de haber instalado la perspectiva de género en la agenda política.


Por: * Marina Mariasch & ** Celeste Abrevaya // Foto: Vale Dranovsky

Pañuelazo. Así se expresó la derrota del lado verde. Esta vez el festejo cayó de la vereda de enfrente. Cerca de las 3 am, después de conocerse el resultado de la votación, los celestes agitaron banderas patrias, tiraron petardos y cantaron la rima que los acompañó toda la tarde: borombombón, sí a la vida, aborto no. Los que no cantaban recibían las bofetadas del frío en las mejillas con el rostro crístico del que sufre y sonríe.

Algunos dicen que el rechazo a la Ley IVE perjudica al gobierno de Macri. Otros, que es una oportunidad perfecta para sacarla el año que viene, en plena contienda electoral. Lo literal es que se perdió la oportunidad de crear la política de salud pública que permite evitar muertes de mujeres por abortos clandestinos y de seguir habitando un país avanzado y al día con la ampliación de derechos.

Pasada la medianoche, en el recinto comenzaron a cerrarse las exposiciones. En la calle, del lado verde la tormenta hermanaba. Los paraguas se colectivizaban y daban refugio a quienes asistimos al debate en el asfalto. La lluvia no daba tregua, caía implacable, en diagonal. Ahí seguimos, amotinadxs abajo de los techos. “Aborto legal en el hospital.” El canto se hacía más sonoro para enfatizar el rechazo a lo que se decía en el Congreso. El viento forzaba al abrazo entre las frazadas.

Cuando habló Cristina Fernández se hizo silencio. “No fue mi hija la que cambió mi punto de vista, fueron las miles de pibas que se volcaron a las calles.” Muchas aplaudieron como si fuera una verdadera referenta feminista. La revolución de las hijas, de las nietas, de las abuelas. También la nuestra. Con los puños en alto el “va a ser ley” se repitió como mantra para escapar a la crónica de una derrota anticipada.

Una pantalla gigante transmitía lo que pasaba en el Senado. Cada vez que la cámara enfocaba a Gabriela Michetti, de este lado un puntero láser color verde le serpenteaba en la cara. Cuando el 38-31 se clavó en las retinas se escuchó un grito aislado: “¡asesinos!”, y rápido se armó “como a los nazis les va a pasar”.

Desde el escenario, integrantes de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito reforzaron su análisis: que el Senado no escuchó a la ciudadanía pero que nosotras ya ganamos. Pidieron calma para desconcentrar. Hubo abrazos y hubo furia convertida en lucha con sabor a futuro. El futuro no llegó pero está llegando. Ya llega. Y como dijo el Indio Pichetto, no les pertenece. Hacia el final, las motos policiales cazaron a algunxs que quedaban en la zona del Congreso. También tiraron gas pimienta. Como informó el Ministerio Público de la Defensa CABA, ocho personas quedaron detenidas imputadas por resistencia a la autoridad.

Nota completa  acá en revistaanfibia.com

* Es docente universitaria, activista de género, integrante del colectivo Ni Una Menos. Autora de ¿El futuro es feminista? (Capital Intelectual - El Diplo) junto con Mercedes D`Alessandro y Florencia Angiletta. Integra el equipo de Latfem noticias

** Cree que el feminismo será popular o no será nada. Graduada en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, cursa la maestría de Género, Sociedad y Políticas en FLACSO. Se desarrolla en el ámbito de los derechos humanos, especialmente temas de género y trata de personas. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

EXTRANEWS

Panorama informativo para abonados

VIDEOS