martes 14 de agosto de 2018 - Edición Nº1032
ExtraData » ACTUALIDAD » 2 ago 2018

Aseguran que Cristina presa se "fortalecería"

Cristina firmó el dictamen de aborto y no teme terminar presa como Lula. Su abogado Dalbón ironizó con que Bonadio y Pichetto le financiarán la campaña.


El juez federal Claudio Bonadio citó a prestar declaración indagatoria a Cristina Kirchner el 13 de agosto en el marco de la megacausa por coimas y generó un impacto fuerte en el entorno de la ex presidenta, donde enseguida lo atribuyeron a una jugada en tándem con el gobierno de Mauricio Macri a raíz de su caída en las encuestas y el deterioro de la situación económica del país.

Cristina mantuvo un silencio absoluto cuando fue consultada por los medios sobre el tema, que le hicieron guardia en la entrada de su departamento de la Recoleta. Fuentes cercanas a la ex presidenta dijeron que siguió con su día tal cual estaba planeado y fue al Congreso a firmar el dictamen de aborto. "Su agenda se mantiene exactamente igual, esto es un circo", opinaron. Por eso, se espera que reaparezca este viernes en un acto de Smata en Cañuelas.

La senadora luego de meses de silencio busca reaparecer en escena acompañada por la base histórica del peronismo -los sindicatos-, al igual que hizo Lula en Brasil, que hizo base en los metalúrgicos de ABC en San Pablo.

En el kirchnerismo creen que el escenario político argentino se parece cada vez más al brasileño, con un gobierno en caída en las encuestas -al igual que el de Michel Temer- y una líder opositora cada vez más complicada en lo judicial, pero que crece o se mantiene en imagen, consolidada como la oposición con más votos.

En este sentido, pese a que en el kirchnerismo aseguran que una Cristina presa incluso se "fortalecería" y sería perjudicial para el propio Macri, también hay una salvedad: Lula antes de estar preso medía más. Lo que ocurrió es que no cayó como esperaban y en términos relativos sigue primero, pero cayó de 40 puntos a 30. Además, aunque registe esos índices nada garantiza que finalmente sea candidato y por ahora su fuerza no ha logrado consolidar un sustituto y paradójicamente el escenario está consolidando las chances -no de la coalición de Gobierno- sino del populista de extrema derecha Jair Bolsonaro, una opción que también alarma al establishment.

Por eso, la elección de este año en el país vecino podría funcionar casi como un laboratorio de futuro de lo que suceda acá.

En el entorno de Cristina aseguran que Macri estuvo detrás de la jugada de Bonadio porque necesita golpearla como una "cortina de humo" para evitar hablar de los problemas del Gobierno, e insisten en que la jugada podría terminar siendo un "arma de doble filo" para Cambiemos porque les resultaría funcional "una Cristina llena de denuncias", pero no presa, ya que el candidato que ella designe o alguno del peronismo de centro le podría ganar la elección en una segunda vuelta.

F: LPO

Nota completa acá

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS