martes 22 de mayo de 2018 - Edición Nº948
ExtraData » MUNDO » 16 may 2018

El juez brasileño Sérgio Moro fue escrachado por sindicatos estadounidenses

Protestaban en Nueva York a favor del detenido ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Moro acudió allí a una gala para recibir por parte de empresarios norteamericanos el premio "Hombre del año 2017", acompañado por aliados del presidente Michel Temer.


Moro, famoso por ser el juez que desde 2014 comanda la Operación Lava Jato, recibió anoche el premio anual de la Cámara de Comercio Brasil-Estados Unidos que le había sido otorgado y dijo que la lucha contra la corrupción permitirá mejoras en la economía porque atraerá inversiones a la primera economía latinoamericana.

La prensa brasileña destacó hoy que Moro se tomó una fotografía oficial del evento con el candidato a gobernador del estado de San Pablo y ex alcalde de la ciudad homónima, el empresario Joao Doria, dirigente del Partido de la Social Democracia Brasileña.

Doria, quien lidera las encuestas para gobernar el estado de San Pablo, divulgó las fotos al lado de Moro y del ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg. La llegada del magistrado más famoso de Brasil al Museo de Historia Natural fue repudiada por una manifestación de sindicatos estadounidense convocados en defensa de Lula, que firmaron un petitorio para pedir la libertad del ex mandatario y su participación en las elecciones de octubre, para las cuales es favorito.

"Esta situación en el Brasil actual refleja lo que ocurre cuando hay personas en posiciones de poder con la intención de oprimir cualquier movimiento para mejorar la vida de la clase trabajadora", dijo el vicepresidente del Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de Estados Unidos (USW), Fred Redmond.

Unas decenas de manifestantes mostraron banderas de "Lula libre" y brasileños residentes en Estados Unidos mostraron un cartel con la frase "Moro Criminal del Año". El evento del empresariado estadounidense y el brasileño radicado en Estados Unidos ya premió como hombre del año al ex presidente Fernando Henrique Cardoso, del PSDB al que pertenece Doria, uno de los principales defensores del gobierno de Michel Temer.

El columnista Josías de Sousa, del portal UOL, planteó que Moro volvió a fotografiarse con un dirigente del PSDB luego de que dijera que estaba arrepentido de haberse exhibido públicamente al lado del senador y ex candidato presidencial Aecio Neves, grabado pidiendo 2 millones de reales de sobornos al empresario Joesley Batista. EL PSDB es el principal rival histórico del PT de Lula.

Al lado de su esposa Rosángela Wolff, quien ya fue tapa de la revista Claudia y abrió un portal en Facebook llamado "Eu Moro com ele" ("Yo vivo con él", en un juego de palabras en portugués con el apellido del juez), Moro sostuvo ante una platea de banqueros e industriales que la lucha contra la corrupción llevará beneficios a la economía brasileña.

"En Brasil podemos atraer más inversiones y hacer la democracia más fuerte porque la lucha contra la corrupción es más grande ahora. El 80% de la población quiere que siga la Operación Lava Jato", dijo Moro, quien sostuvo que en Brasil "la democracia no está en riesgo", en alusión a la realización de elecciones en octubre.

El juez de la ciudad de Curitiba elogió al presidente estadounidense Theodore Roosevelt, quien gobernó entre 1901 y 1909, por haber dicho que una nación "debe sentirse honrada en luchar contra la corrupción". "Necesitamos restaurar la confianza en nosotros mismos y actuando así vamos a restaurar la confianza del mundo en Brasil. Nada de bajar la cabeza porque el futuro puede ser visto mirando más allá del horizonte", dijo el magistrado en su discurso. 

El Partido de los Trabajadores reaccionó al premio mediante su jefe de bloque de diputados, Paulo Pimenta: "Moro es premiado por los beneficiarios del golpe que desmontó la economía brasileña promovido por la Lava Jato, el PSDB, Temer y el partido Demócratas".

Lula cumple desde el 7 de abril una condena de 12 años y un mes de prisión por corrupción en la sede de la Policía Federal de Curitiba tras la sentencia de Moro.

El ex mandatario se mantiene como favorito con 32% de intención de voto en todos los escenarios y también vencería en segunda vuelta, según la encuesta de la consultora MDA para la Confederación Nacional del Transporte divulgada el lunes. 

El sondeo indicó, también, que el 51% de los brasileños dice que Lula está cumpliendo una condena en forma justa, pero el 90% considera que el Poder Judicial otorga condenas en forma desigual. El 61% de la población dice que la corrupción seguirá igual o empeorará pese a la Operación Lava Jato, que desde 2014 descubrió el escándalo del Petrolao y la financiación de la política con desvíos de la estatal Petrobras, según el sondeo.

El premio a Moro coincidió con la subasta organizada por orden del magistrado del departamento atribuido a Lula por el cual fue condenado, propiedad de la empresa OAS que fue comprado en 600.000 dólares por Luis Gontijo, un empresario del ramo inmobiliario de Brasilia.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS