domingo 20 de mayo de 2018 - Edición Nº946
ExtraData » MUNDO » 9 may 2018

El gobierno español va contra la reelección a distancia de Carles Puigdemon

Aprobó un recurso que presentará ante el Tribunal Constitucional contra la ley del parlamento de Cataluña que avala la elección a distancia del presidente regional y que los independentistas pretende utilizar para reelegir a Carles Puigdemont.


"Ningún candidato a la presidencia puede ser investido si no se encuentra en la sede del Parlamento de Cataluña", advirtió el vocero del Ejecutivo español, Íñigo Méndez de Vigo, en conferencia de prensa tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros convocada por el presidente Mariano Rajoy para frenar el nuevo desafió de los secesionistas.

Además de recurrir la investidura telemática, el vocero explicó que el recurso del gobierno español también veta "la posibilidad de que se celebren sesiones de órganos colegiados del gobierno catalán a distancia".

Si el Tribunal Constitucional admite el recurso, como es previsible, la ley catalana quedará automáticamente suspendida.  Por lo tanto, si el presidente del parlamento catalán, Roger Torrent, convoca una sesión de investidura a distancia estará "cometiendo desobediencia", advirtió Méndez de Vigo.

"El gobierno cumple con su deber defendiendo la Constitución y el respeto a la ley", escribió en Twitter Mariano Rajoy tras presidir el Consejo de Ministros extraordinario y luego de enfrentarse en un tenso debate parlamentario con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien le reprochó que no sea lo suficientemente duro con los secesionistas.

El pasado 4 de mayo, la mayoría independentista del Parlamento catalán aprobó una reforma legislativa que permite la elección del presidente regional aunque el candidato esté ausente, una posibilidad no contemplada en la ley española.

Esta reforma era la vía por medio de la cual los independentistas pretendían intentar la investidura del líder secesionista Carles Puigdemont, quien se encuentra en libertad provisional en Alemania a la espera de que la justicia de ese país resuelva si lo extradita a España, después de rechazar hacerlo por un delito de rebelión.

Puigdemont siempre fue la primera opción por encabezar la lista de Junts per Catalunya (JxC), que fue la más votada entre las fuerzas independentistas. Sin embargo, el parlamento catalán nunca llegó a celebrar la sesión de su investidura por no contar con ningún aval legal para ello, después de que el TC advirtió que no podía ser investido a distancia.

Los independentista propusieron después al preso Jordi Sánchez y al exconsejero Jordi Turull, el único que llegó a acudir al parlamento y fracasó en su intento de ser investido en primera votación, antes de ingresar a prisión tras quedar procesado por rebelión junto con el resto de la cúpula del proceso fallido de secesión de Cataluña de octubre del año pasado.

El Parlamento de Cataluña tiene como plazo máximo hasta el 22 de mayo para elegir al nuevo presidente regional, ya que el plazo legal de dos meses para llegar a un acuerdo comenzó a correr tras la investidura fallida de Turull.

No obstante, JxC aseguró que su objetivo es elegir a un presidente regional ante del próximo 14 de mayo, con lo que todo indica que una vez vetada la vía Puigdemont, entonces propondrán un nuevo candidato "viable".

Tanto sus socios mayoritarios de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) como la minoritaria CUP -que antes era reacia a respaldar a un candidato que no sea rupturista- dijeron en los últimos días que apoyarán al candidato que proponga JxC.

Si los independentista no consiguen elegir un nuevo presidente, entonces se convocarán nuevas elecciones, lo que extenderá la inestabilidad en la que se encuentra instalada la norteña región de Cataluña desde que Puigdemont consumó un intento de secesión que fue frustrado por la intervención del Ejecutivo español, que lo destituyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS