sábado 21 de abril de 2018 - Edición Nº917
ExtraData » MUNDO » 13 abr 2018

Rusia tiene pruebas "irrefutables" del montaje en el ataque químico en Duma

Rusia insiste en que el supuesto ataque químico del sábado pasado contra la ciudad siria, en el bastión opositor de la región de Ghouta Oriental, habría sido un montaje para culpar al gobierno del presidente de Siria, Bashar Al Assad, y a Moscú, principal aliado de Damasco en el conflicto.


"Tenemos datos irrefutables de que se trata de un nuevo montaje, y que detrás está la mano de los servicios secretos de un país que en estos momentos trata de estar en la vanguardia de la campaña de rusofobia", dijo esta mañana el canciller ruso, Serguei Lavrov citado por el portal de noticias ruso Sputnik y la agencia de noticias EFE, aunque sin brindar precisiones.

El funcionario ruso aludió así a los Estados Unidos, que junto a sus aliados sostiene que Damasco fue responsable del supuesto ataque en el que murieron cerca de medio centenar de civiles.

De hecho, el miércoles último el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elevó la temperatura del conflicto sirio al advertirle a Moscú que debe estar preparado para la próxima llegada a Siria de los modernos misiles del Ejército de Washington.

Sin embargo, el Kremlin y la Casa Blanca mantienen contactos militares sobre la situación en Siria, declaró Lavrov. "Los canales de comunicación que aún funcionan, es decir conversaciones de los presidentes y canales bastante frecuentes de los militares, se mantienen en este formato", expresó lacónico Lavrov.

En conferencia de prensa después de reunirse con su colega holandés, el canciller ruso recordó que una misión de expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) está ahora de camino a Siria.

El jefe de la diplomacia del Kremlin destacó que a su juicio la OPAQ envió su misión a Siria con demora, "sin mucho entusiasmo" y "bajo nuestra presión y la de Siria".
"Creo que deben llegar a Damasco mañana por la mañana y confiamos en que se dirijan sin dilación a Duma, donde nuestros especialistas, que ya estuvieron en el lugar, no hallaron ningún rastro del uso de armas químicas, sea cloro u otra cosa", recalcó.

Rusia defiende que las acusaciones de uso de armas químicas en Duma por parte de las fuerzas gubernamentales sirias son un intento de justificar una intervención militar de Occidente en el país árabe. Al respecto, Moscú advirtió que las consecuencias de un posible ataque de Estados Unidos y sus aliados contra el ejército sirio serían "graves", especialmente si se ven afectadas las fuerzas rusas desplegadas en el país.

"Dios no permita que se tomen en Siria medidas temerarias como en Libia o Irak ... Ahora, espero, nadie se jugará por emprender una aventura tan arriesgada", dijo además Lavrov, quien por otro lado resaltó que los vecinos europeos de Rusia serían los principales perjudicados, informó la agencia de noticias TASS.

En otra alusión a Estados Unidos, Lavrov aseguró que la desestabilización de Siria sólo puede ser bienvenida por países ajenos a Europa, dado que, advirtió, "hasta incidentes insignificantes volverán a generar nuevos flujos migratorios".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS