domingo 23 de septiembre de 2018 - Edición Nº1072
ExtraData » MUNDO » 5 abr 2018

Cinco de los seis jueces que rechazaron el hábeas corpus fueron nombrados por el PT

La fidelidad partidaria, en este caso, brilló por su ausencia, en un tribunal que se encuentra bajo presión debido al gran poder que tiene la Operación Lava Jato y muchos de los antiguos enemigos de Lula en el Supremo Tribunal Federal se convirtieron en los más garantistas, a su favor.


Cinco de los seis votos que rechazaron el recurso interpuesto por la defensa del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva para evitar la cárcel y apelar su condena por corrupción en libertad, provinieron de jueces nombrados durante los 12 años de gobierno.

El voto más controvertido fue el de Rosa Weber, nombrada por Dilma Rousseff, quien dijo que no votaba a favor de Lula por respeto a la jurisprudencia de la corte de 2016 sobre la detención tras un fallo confirmado en segunda instancia.

Ella dijo que personalmente estaba en contra de la detención sin fallo de tercera instancia, pero que el habeas corpus no era la herramienta para resolver la cuestión.

Además de Weber, votaron contra el recurso presentado por Lula la presidenta del tribunal, Carmen Lúcia Antunes, Luis Fux, Luis Barroso y Edson Fachin, todos designados durante los gobiernos petistas.

Los acompañó el designado por el presidente Michel Temer el año pasado, Alexandre de Moraes, ex dirigente del Partido de la Social Democracia Brasileña. Apenas dos de los siete nombrados en los 12 años del PT votaron a favor de las garantías del habeas corpus para permitir que un condenado pueda ser encarcelado una vez que se terminen todas las instancias del proceso, como dice la Constitución.

Se trata de Ricardo Lewandowski y José Días Toffolli, nombrados por Lula.

Los más antiguos magistrados nombrados por otros gobiernos fueron junto con Lewandowski férreos activistas sobre la presunción de inocencia y las garantías como norte principal para aceptar el habeas corpus.

Celso de Mello es el decano del tribunal, puesto allí por indicación del entonces presidente José Sarney en 1989. Marco Aurelio Mello fue nombrado allí por su familiar lejano, el presidente Fernando Collor de Mello, en 1991.

Y votó a favor de Lula uno de sus principales enemigos, un juez identificado por sus críticas al PT y ex abogado general del gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), Gilmar Mendes.

Mendes impidió el 16 de marzo de 2016 la asunción de Lula como jefe de gabinete de Rousseff, al considerar que buscaba fueros con ese cargo para evitar a la Operación Lava Jato.

Tras ese episodio, con el correr de los meses, Mendes, designado por el ex presidente Cardoso, se transformó en el principal crítico de la Operación Lava Jato a raíz de su rigidez con las prisiones preventivas y la estrategia para conseguir delaciones premiadas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS