domingo 23 de septiembre de 2018 - Edición Nº1072
ExtraData » TECNOLOGÍA » 23 mar 2018

Más datos reveladores del conflicto Facebook-Cambridge

La red social proporcionó datos referentes a todas las amistades formadas en 2011 en todo el mundo al laboratorio de la Universidad de Cambridge dirigido por Aleksandr Kogan.


Kogan es el académico que quedó en el centro del escándalo de la consultora británica Cambridge Analytica acusada de usar datos de los usuarios con fines políticos.

Los datos fueron entregados para un estudio sobre las amistades internacionales publicado en 2015 por la Sociedad Internacional para el Estudio de las Diferencias Individuales (ISSID por sus siglas en inglés), pero Kogan compartió información que recopiló por separado y los transmitió a la consultora con sede en Londres, que no está vinculada a la universidad.

Cambridge Analytica, fue contratada por la campaña electoral de Donald Trump y utilizó los datos de millones de usuarios de Facebook para predecir las decisiones de los votantes e influir en ellas.

Un portavoz de la red social le confirmó al diario The Guardian que toda la información proporcionada era anónima y no había datos identificables, sólo números. Dos investigadores de Facebook fueron nombrados entre los coautores del estudio, junto con académicos de la Universidad de California y la Escuela de Negocios de Harvard.

La red social, por su parte, suspendió la semana pasada al académico de Cambridge por compartir datos que recopiló por separado y los transmitió a la consultora.  El martes pasado, el Comité de Asuntos Digitales, Cultura, Medios de comunicación y Deportes de la Cámara de los Comunes citó al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, para que explique esta filtración.

Además del Parlamento británico, también la Cámara de Representantes estadounidense y la Eurocámara solicitaron que comparezca para que aclare el escándalo.
El fundador de Facebook, por su parte, se disculpó, admitió los errores cometidos el miércoles y anunció cambios para proteger los datos de los usuarios.

Sin embargo, el ministro británico de Cultura, Matt Hancock, consideró ayer que no cree que estos cambios vayan suficientemente lejos y agregó que las empresas de tecnología tendrán que ser más transparentes sobre la forma en que usan datos personales de los usuarios.

Mientras tanto, Elizabeth Denham, jefa de la Comisión de Información de Reino Unido, espera una nueva orden judicial para registrar hoy la sede de la consultora con la intención de acceder a las bases de datos y servidores, ya que la compañía no ha proporcionado la información requerida por las autoridades británicas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS