jueves 21 de junio de 2018 - Edición Nº978
ExtraData » TENDENCIAS » 27 feb 2018

Controversia por contenidos difamatorios en Google

Dos personas incurrieron en el llamado "Derecho al Olvido", para requerirle que el mortor de búsqueda evitara mostrar enlaces a sitios web en los que fueron atacados verbalmente por otros usuariios. Google no está obligado a garantizar que los sitios web estén libres de contenido difamatorio antes de mostrar sus links en los resultados de búsqueda, según falló hoy la justicia alemana en respuesta al pedido


La sentencia firme de la sala sexta de lo civil del Supremo asegura que "un buscador de Internet no está obligado, antes de mostrar los resultados de una búsqueda, a asegurarse de que esos contenidos no contienen violaciones del derecho al honor".

"No se puede razonablemente esperar de ellos que se aseguren que los contenidos encontrados por los programas de búsqueda fueron subidos a Internet conforme a derecho antes de hacerlos visibles", argumenta el fallo citado hoy por la agencia EFE.

Esta decisión surgió por la presentación de dos personas, en el marco del debate sobre el llamado "Derecho al Olvido", quienes requerían que Google evitara que su motor de búsqueda mostrara enlaces a sitios web en los que fueron atacados verbalmente por otros usuarios de Internet. 

En mayo de 2014, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea estableció el “Derecho al Olvido” (en otras palabras, el “derecho a ser eliminado de los resultados de búsqueda”), lo que permitió a los europeos solicitar a los motores de búsqueda que eliminen información acerca de ellos en los resultados. 

Pero para el tribunal alemán en este caso, exigir una revisión a priori de todos los contenidos antes de que puedan aparecer en una búsqueda puede poner "seriamente en peligro la existencia de los buscadores como modelo de negocio, que fueron aprobados por el orden jurídico y son socialmente deseables". 

Sin embargo, sí considera que el operador de un buscador de Internet debe reaccionar una vez que tenga conocimiento a través de un "indicio concreto" de una violación del derecho al honor "pública y reconocible a primera vista", una cuestión que estima no se da en este caso. 

Asimismo el tribunal recuerda que Google en este caso y los buscadores en general no son los propietarios de los contenidos, ya que solo los hacen visibles y accesibles.
Los querellantes, cuyas demandas fueron rechazadas en dos instancias previas, son un matrimonio vinculado a la informática que había sido difamado e insultado por miembros de un foro de Internet, enemistado con otro foro que ellos habían contribuido técnicamente a poner en marcha.

Los contenidos que recogía Google en su búsqueda calificaban a la pareja -que era ajena a la disputa entre los foros- de "lameculos", "acosadores", "criminales", "villanos", "terroristas" y "banda".

Google presentó ayer en su blog una actualización de reporte de transparencia sobre el "Derecho al olvido", donde recordó que en cuanto a decidir qué eliminar, sus motores de búsqueda deben considerar si la información en cuestión es “imprecisa, inadecuada, irrelevante o excesiva”, y si es de interés público que la información permanezca disponible en los resultados de búsqueda.

Según ese informe, el gigante de Internet recibió desde 2014 solicitudes para la eliminación de más de 2,4 millones de enlaces a sitios web y aceptó alrededor del 43%.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS