miércoles 25 de abril de 2018 - Edición Nº921
ExtraData » ARTE Y CULTURA » 13 dic 2017

Falleció Carmen Aguiar de Lapacó

La defensora de derechos humanos e integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y una de las iniciadoras del CELS durante la última dictadura, falleció esta mañana a los 93 años.


"Carmen se fue apagando de a poco" en su domicilio, sin querer recibir alimentos en los últimos cinco días, dijo Taty Almeida, referente de Madres de Plaza Mayo Línea Fundadora, al confirmar el deceso.
 
Referente de Madres, Lapacó participó también de la gestación del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) en 1979, integró Memoria Abierta y en 2012 fue declarada personalidad destacada de los derechos humanos por la Legislatura porteña.
 

Carmen será velada en la sede de la Legislatura porteña, en Perú 130, a partir de las 18 y hasta las 24.

 
El 16 de marzo de 1977, Carmen y su hija Alejandra, de 20 años, fueron secuestradas por un grupo de hombres armados, junto con la pareja de Alejandra, Marcelo Butti Arana, y un primo de ella, Alejandro Aguiar.
 
Todos fueron trasladados al centro clandestino de detención conocido como Club Atlético, donde fueron torturados. "Esos tres días fue vivir el infierno y lo peor de todo fue ver a mi hija torturada", relató Carmen en una entrevista. Tres días después, Carmen y Alejandro fueron liberados en la zona de La Boca. Alejandra y Marcelo continúan  desaparecidos.
 
Una vez liberada, Carmen comenzó la lucha para recuperar a su hija, quien continúa desaparecida.
 
En diciembre del año pasado, el Tribunal Oral Federal 2 de la Capital Federal condenó a siete represores acusados de secuestros, torturas y asesinatos, entre ellos el de su hija.
 

El caso de Alejandra Lapacó, impulsado por Carmen y el CELS, propició los Juicios por la Verdad, la estrategia que buscaron los organismos de derechos humanos durante la vigencia de las leyes de impunidad (Obediencia Debida y Punto Final)

 
Así, inició un recorrido en la justicia que llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que demoró dos años en contestar en pocas líneas que los familiares de las víctimas de la dictadura no tenían derecho a saber qué había pasado con ellos.
 
En octubre de 1998, Carmen presentó –con el patrocinio de todos los organismos derechos humanos– una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la violación del derecho a la verdad. 
 
En 1999, el Estado argentino firmó un acuerdo de solución amistosa en el caso Lapacó y se comprometió en llevar adelante los Juicios por la Verdad. Carmen, de un modo genérico, decía “tuve muchos juicios”. Dejó su testimonio en la Conadep, ante la CIDH, en los Juicios por la Verdad y el último, en un tramo del juicio por el circuito de centros clandestinos Atlético-Banco-Olimpo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS