jueves 23 de noviembre de 2017 - Edición Nº768
ExtraData » INTERNACIONALES » 30 oct 2017

#Brasil

Brasil registró durante el 2016 el mayor número de asesinatos de su historia

Los homicidios alcanzaron un récord de 61.619, lo que supone 171 asesinatos diarios y siete por hora, mientras que las denuncias por desapariciones treparon de 109 a 197 diarias.


Los datos fueron divulgados hoy por la ONG Fórum Brasileño de Seguridad Pública, especializada en estudios sobre la violencia con informes recopilados de las autoridades.
La cifra de asesinatos representa un incremento interanual de 3,8 por ciento con respecto a 2015. Los más de 60.000 homicidios registrado en 2016 equivalen a las muertes que provocó la bomba atómica lanzada sobre Nagasaki, en Japón, en 1945.

De acuerdo con la organización, entre 2007 y 2016 se registraron 693.076 denuncias formales de desapariciones, lo que da una media de 109 por día, aunque en 2016 las denuncias llegaron a 71.796, unas 197 diarias.

La mayoría de los casos se registró en San Pablo, el estado más poblado y rico de Brasil, con 211.965 denuncias en los últimos 10 años, seguido de Río Grande do Sul, con 75.214 casos, y Minas Gerais, con 52.217.

Es la primera vez que son divulgados datos consolidados sobre desapariciones en Brasil, aunque los números pueden ser mayores debido a la falta de investigaciones, alertó la ONG.

"Nadie estuvo atento a este fenómeno más allá de lo que ocurrió en la dictadura militar (1964-1985), pero las desapariciones no dejaron de ocurrir", alertó Olaya Hanashiro, consultora senior del Fórum Brasileño de Seguridad Pública, en referencia a las desapariciones forzadas de aquella época de terrorismo de Estado.

Según el organismo, la falta de interés sobre el asunto obedece a que no existe en Brasil un banco de datos de desaparecidos ni una acción coordinada de las autoridades para cruzar información sobre este asunto.

La coordinadora del Programa de Localización e Identificación de Desaparecidos de la Fiscalía en el Estado de San Pablo, Eliana Vendramini, presentó un recurso para exigir que la gobernación regional organice un banco de datos para poder tener cifras confiables sobre el problema, según reportó la agencia de noticias EFE.

Según Vendramini, por lo menos en el estado de San Pablo, el perfil promedio del desaparecido es un adolescente, negro y residente en los barrios de la periferia, lo que coincide con las características de las principales víctimas de homicidio en la región.

La fiscal aseguró, además, que en muchos casos en San Pablo un desaparecido fue visto por última vez cuando era abordado por policías o fuerzas de seguridad.
Además, el número de homicidios en el país en 2016 aumentó en un 3,8 % frente al de 2015, de acuerdo con esta ONG, un cantidad de muertes violentas (más de 60.000) que equivale al provocado por la bomba nuclear en Nagasaki en 1945, según la comparación presentada por el mismo Fórum.

"Es como si Brasil sufriese un ataque de bomba atómica por año. Son datos impresionantes, que refuerzan la necesidad de cambios urgentes en las políticas de seguridad pública en Brasil. No podemos convivir con ese nivel de violencia letal", alertó el director presidente de la entidad, Renato Sergio de Lima.

La tasa de homicidios se ubicó en 29,9 por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con las cifras, que forman parte del undécimo Anuario del Fórum Brasileño de Seguridad Pública.

Pero esa tasa varía por región y llega hasta 64 por cada 100.000 habitantes en Sergipe; 56,9 en Río Grande do Norte y 55,9 en Alagoas, tres estados del empobrecido nordeste brasileño.

De la misma forma, algunas ciudades tienen tasas promedio de homicidios superiores a las de países en guerra civil, como Aracajú, con 66,7 homicidios por cada 100.000 habitantes, Belén 64 por cada 100.000 y Porto Alegre 64,1.

Según el informe, entre los indicadores que aumentaron destaca el de civiles muertos en operaciones de la policía, que llegaron a un total de 4.224 en 2016, con un crecimiento del 25,8 % frente a 2015.

De las víctimas en operaciones policiales, 99,3 % eran hombres, 81,8 % tenían entre 12 y 29 años y un 76,2 % eran negros. Pero también aumentó el número de policías asesinados en un 17,5 %, hasta llegar a 437. De los policías asesinados, un 56 % era negro.

De los 4.657 casos de homicidios de mujeres el año pasado, tan sólo 533 fueron calificados como femicidios. El número de robos seguidos de muerte se ubicó en 2.514, con un crecimiento del 57,8 % frente al registrado en 2010.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS