domingo 19 de noviembre de 2017 - Edición Nº764
ExtraData » ENTREVISTAS » 31 ago 2017

#cine

"Para mí lo esencial de la película es la soledad y el desamparo"

El director argentino Pablo Giorgelli presentará mañana en la sección Orizzonti del Festival Internacional de Cine de Venecia su película "Invisible". Es la historia del embarazo de una joven de 17 años en la Argentina actual. 


A horas de la proyección en la Mostra, Giorgelli planteó en entrevista con Télam en Italia los ejes de su segunda película, que sucede a "Las acacias", su opera prima con la que ganó la Cámara de Oro en Cannes en 2011.

Ambientada en el barrio porteño de Catalinas Sur, una suerte de oasis peatonal en medio de La Boca, la película cuenta la historia de Ely (Mora Arenillas), de 17 años, que va al colegio a la mañana y trabaja en una veterinaria a la tarde, y cómo estalla su mundo interior al enterarse de que está embarazada, según detalló el director nacido en Buenos Aires en 1967.

- ¿Qué significa presentar la película en Venecia?

Pablo Giorgelli: Estoy muy contento con la invitación, sobre todo por lo que significa para la película. La posibilidad de tener un estreno internacional en uno de los festivales más importantes del mundo siempre es una vidriera que puede potenciar las posibilidades y el futuro comercial de la película y no es nada fácil poder estar en esos lugares.

-¿Cómo hizo para contar un problema así de universal desde una historia tan personal?

PG: La película se parece bastante a la película que me imaginaba antes de hacerla: pequeña, 
íntima, con un conflicto potente que en lo personal me inquietaba explorar. Tiene ademas para mí el hecho especial de haberla filmado en el barrio de mi infancia, donde nací y me crié, y donde aún vive mi madre. De hecho la filmé en el departamento justo enfrente al suyo. Para mí era importante definir al personaje como alguien que aún está dentro del sistema, ubicarlo dentro de una clase trabajadora cuya suerte está siempre atada a los vaivenes sociales y políticos del momento, peleando cada día, siempre a punto de caer.

Cuando apareció el personaje de Ely, inmediatamente lo empecé a imaginar en esos espacios, esas calles, y luego ya no pude dejar de verlo como alguien que pertenece a Catalinas Sur . De algún modo, "Invisible" tiene parte de su origen en ese lugar. Está inspirada en esos monoblocks, en esos jardines y esas veredas donde crecí. En la gente que conocí ahí y, claro, también en mi familia.

- La vida cotidiana de Ely, con el colegio y su trabajo, enfrenta la noticia del embarazo. ¿Cómo cruzó esos dos momentos?
PG: "Invisible" está contada desde el punto de vista del personaje y eso define el planteo estético. Es un retrato, cuenta los días de Ely desde el momento en que se entera que está embarazada. Pero a pesar de que éste es el conflicto que atraviesa al personaje durante todo el filme no es el tema central de la película. Para mí lo esencial es la soledad y el desamparo en todos los órdenes de su vida: Ely en su desamparo familiar y social, un mundo de adultos que no sabe como comunicarse con sus jóvenes en un contexto de un Estado que ignora y hasta criminaliza una problemática real y creciente en la ciudad de Buenos Aires y en la Argentina de hoy día, un país donde el aborto es ilegal y el embarazo adolescente va en aumento.

-Ely tiene de todas formas una presencia casi exclusiva en la película. Más allá del título, incluso jugando con él, se podría decir que termina siendo un personaje totalmente "visible".
PG: La película transita un código naturalista en todas sus resoluciones estéticas. Quería ser muy estricto con el punto de vista, tratar de no quebrarlo nunca. Ely es una adolescente que se siente sola y percibe que el mundo que la rodea no la registra, no la ve, entonces el planteo visual funciona como oposición a esta sensación que el personaje tiene de sí mismo. La película hace foco exclusivamente en ella, la vemos todo el tiempo. Esto fue lo que me llevó a concebir la idea de trabajar una sensación de tiempo continuo, con predominancia de planos únicos, que la acompañen, que nos permitan estar con ella, y ubicar la cámara en lugares estratégicos desde donde poder observarla casi como un testigo invisible que habita la intimidad de Ely. Volverme yo invisible como director para que sea ella quien nos cuente su historia.

- ¿Para contar la relación de Ely con "los adultos" también se vale de lo estético? 
PG: Es que quería contar el mundo adulto como una ausencia, un mundo invisible para ella, impenetrable… por eso casi no vemos a esos personajes, solo los escuchamos, están fuera del plano visual. Igual que la televisión, una presencia sonora casi constante en la película que de algún modo nos cuenta un relato alienado de una sociedad a través del filtro de los medios. Esta dinámica de trabajar el campo y fuera de campo, lo que vemos, y lo que no, por un lado y lo que escuchamos por el otro, fue una de las claves que encontré para contar de modo más preciso el desamparo, la incomunicación y la soledad de Ely, que es la cuestión central de la película.

-¿Cuál será su próximo proyecto?
PG: Estoy trabajando sí en el guión de lo que será mi próxima película, inspirada en "Trasfondo", la novela de Patricia Ratto, sobre la expedición de un submarino, el "San Luis", durante la Guerra de Malvinas. Será una película en espacios cerrados, claustrofobias, una película de guerra y de espera. Y que nos permite mirar desde otro ángulo el absurdo de la Guerra de Malvinas y el absurdo y el horror de nuestra dictadura.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS