lunes 25 de septiembre de 2017 - Edición Nº709
ExtraData » ENTREVISTAS » 3 ago 2017

El secreto mejor guardado del rock argentino

Loquero una de las bandas más creativas y personales del rock en español, paridos en la pos dictadura argentina, poseedores de una poesía maldita en  sus letras que cabalgan melodías imposibles, con más de 25 años de carrera presentan su séptimo disco de estudio, motivo por el cual entrevistamos a su cantante “Chary”.


Por: * Juan Manuel Fonrouge

Voy a contarles una buena historia/ un recién nacido muerto en la vereda/ la mamá lo tuvo en una casilla de chapas/ desayuno almuerzo y merienda para ratas.

Con el final de la dictadura militar y la llegada de la democracia, los ‘80 en Argentina fueron una década de explosión cultural, de apertura a nuevas expresiones artísticas, pero aún con la represión latente y una policía formada en los años de plomo, que como perros de presas salían de casería en búsqueda de sangre joven.

La clase política, durante la Presidencia de Raúl Alfonsín, no supo, no pudo o no lo dejaron acompañar los nuevos aires de libertad con un programa político y económico que restituyera derechos, garantías, y una mejora en la paupérrima situación económica en la que se encontraba el país.

Finalmente, en el ’89, todo estallaría por los aires, con un golpe de mercado que llevó a una hiperinflación, el presidente renunciando, y asumiendo un alumno del Consenso de Washington, que aplicó un plan neoliberal que implicó terminar definitivamente con el aparato productivo argentino, sumiendo a la mitad de la población en la pobreza y la desocupación, y a los jóvenes en la desesperanza, en el “No Future”, en familias que sucumbían ante la destrucción del tejido social.

Gracias por el sida amiga/ ya no tengo miedo de este paraíso/ gracias por darme la mano/ y por las agujas frías/ que surcan las venas flacas mías

El encuentro con Chary es en "Manolos", un histórico lugar de chocolate caliente y churros, de su Mar del Plata natal, mientras su mujer y su hija se sientan en la mesa contigua a la nuestra comienza la charla.

El lugar del encuentro y verlo como un padre de familia sorprende, para los que crecimos como él, en el ambiente del punk, pero de la sorpresa paso a sentirme identificado, “si yo no hubiese mutado así seria un imbécil, o estaría muerto”, dice Chary.

Chary se considera “un sobreviviente” a esa época oscura del país y de una generación “todos mis amigos se murieron, no tengo a nadie de esa época, capaz que a la gente normal no le pasa que a los 20 años los amigos se piquen todos (se inyecten) y a los 30 no está ninguno”.

Quizás ahí radica esa tristeza que trasmite Chary en sus letras “ahora hay otra gente, pero hay un vacío, ya está, ya pasó, otra época. Ahora tengo que seguir, para que este chiste se termine hay que seguir, toda esa generación del “no future”, creo que lo teníamos incorporado, que es lo mas lógico, si no tenés futuro, si no lo ves, entonces nos rompemos, el tema del abuso de drogas era lógico”.

Chary tiene también para el uso de drogas una mirada “en negativo” muy particular, que resulta comprensiva, para alguien lejos de los excesos que lleva su actualidad con el amor de sus hijos: “Yo considero a las drogas como algo bueno en mi vida, no es que la pasé totalmente mal, quizás no han sido buenas para mi entorno, pero a mi me ayudó mucho en algún momento tener eso, porque al menos tenia eso, sino no no tenia nada, un salvavidas en un momento, que tengo la suerte de poder contarlo, no me voy a enojar con mi pasado, con lo que hice, el tiempo que perdí drogándome ya está”.

Para qué ir al paraiso estando muerto/ para qué buscar la gloria estando vivo

Las canciones de Loquero pueden clasificarse, hablamos de rock, punk, pop, en su nuevo disco hay hip hop, una cumbia “lisérgica” y hasta un vals, pero es su concepto el que supera toda categoría, entrar en el mundo de Loquero puede ser un viaje profundo, un túnel oscuro, donde siempre hay una luz al final, donde se sale más fuerte.

“Somos fieles a nosotros mismos”, dice Chary para quien lo imprevisible es parte de su propuesta musical: “es parte de la idiosincrasia del punk la traición inesperada, que no es lo que vos compraste, ya estoy leyendo los comentarios de la fanpage de Loquero con los adelantos del nuevo disco ‘¡traición! ¡Que es esto?!’, y eso porque escucharon el tema hip-hop, cuando escuchen la cumbia queman la compu”, dice Chary entre risas, hablando de “Invierno”, el tema rapeado que el sello “El Cambio Music” público como adelanto.

Y sobre ese tema que ya generó polémica en sus seguidores mas “punks” Chary explica, “Invierno tiene una letra muy radical, pero en un contexto amable, burgués, porque yo soy un burgués, no es que lo sea, me he convertido, ha ido pasando el tiempo y las cosas han ido mutando”.

Lo de Loquero no es de ahora, si uno repasa su discografía podrá dudar de que se trate de la misma banda “siempre nos mantuvimos fuera de los estereotipos y tratando de evitar los clichés del genero, siempre abiertos musicalmente, la cabeza tiene que estar abierta, en este disco (su nuevo disco "Fabulosos creadores de paranoia”) hay un vals, de la década del ‘20, tocado con guitarras criollas, hay una cumbia media psicodélica, pasada por peyote, podemos componer una canción de amor, pero mezclada con una raya de cocaína grande como esta mesa, de hecho la cumbia se llama una raya y un tequila”.

Quise hacer un grupo pop/ para vender muchos discos/ pero me salió este engendro/ maldito y enfermo

La segunda generación de bandas punk de finales de los ’80 y principios de los ‘90 en Argentina, luego de las pioneras Los Violadores, Alerta Roja o Los Baraja, que nacieron en medio de la dictadura cantándole a la represión, ha sido uno de los movimientos musicales más creativos y espontáneos del rock en español, bandas como Attaque 77, 2 minutos, Flema, Mal Momento, Todos Tus Muertos, Fun People, No Demuestra Interés y Pensar o Morir, por citar algunas, fueron únicas y absolutamente diferentes.

En esa escena nace Loquero, una banda de culto, que supera las barreras estilísticas del punk, que habita en los márgenes del mainstream, para Chary “nosotros no entramos dentro del convencionalismo del punk, o del hardcore, o del estilo que sea”.

Loquero con el correr de sus discos demostró ser una banda ciclotímica, casi bipolar, no es casual que su primer concierto haya sido en El Borda, un emblemático neuropsiquiatrico de Buenos Aires, en su épocas de demos en cassette, donde la música aún mantenía su misterio, donde las bandas se descubrían "de boca en boca", y los recitales se difundían por flyers.

Pasaron de un primer disco oscuro, claustrofóbico, una oda a las ratas, a la marginalidad, un disco de punk extremo, como “Termor morboso a la exposición pública”, a un disco de melodías suaves y oníricas como “Club de solos”, pero con una melancolía en su música y sobre todo en sus letras que solo tiene de parangón en este país al tango.

Con su tercer disco “Fantasy” profundizan el viraje de su propuesta, Chary lo describe como “una cosa limpia, linda alegre, pero era un momento terrible, en ese momento estaba todo mal en el país, era el 2001, estábamos como fuera de este mundo, creo que eso es una cosa buena de la banda, no ir con la manada, ir para el mismo lado, en el mismo momento donde van todos. La función del artista no es dar respuesta, mas vale todo lo contrario”.

Si puedo zafar del mundo real seré un militante de la utopía

Luego de un hiato discográfico con material nuevo de casi 6 años, con un disco en vivo doble y un DVD en el medio, la reedición de toda su discografía en CD, y la edición por primera vez de sus discos clásicos en vinilo, Loquero lanza su nuevo disco “Fabulosos creadores de paranoia”, lo que motivo nuestra charla.

Sobre el proceso compositivo del nuevo disco, Chary comenta que la tardanza es “producto del aburguesamiento, vas dejándote estar, y este disco fue así, teníamos la música de 15 0 20 temas y no teníamos las letras, y yo estaba no quiero hacer más, para qué, ya dije todo, no tengo más nada que decir, hagamos otro grupo, hagamos otra cosa, cambiémosle el nombre, y el guitarrista insistió. Y me iba mandando los temas por mensaje, y se fueron acumulando, hasta que llegó la hora de ensayar, las letras se fueron haciendo sobre la marcha, y mientras estábamos grabando no las tenía, y grabamos la base con una voz de referencia, diciendo cualquier cosa, así que una semana antes de tener que grabar la voz me puse y terminé todo”.

Chary continúa con el proceso de gestación del nuevo disco, “no hay mucho estudio de los temas, salió así, el vals salió así, ya está, lo grabamos así, y si esto no les gusta mala suerte, la guitarra de la cumbia es una guitarra re Pixies, que no tiene nada que ver con la cumbia, y quedó, después hay canciones pop, amables, como si fuera algo que te de mucho asco, no sé, Estelares, salió así, y después hay cosas re picantes, más explicitas, en cuanto a contenido, un poco de veneno, y como que es difícil zafar un poco de lo que es uno, hay una tristeza en las canciones, que no lo puedo evitar”.

¿El paso del tiempo cambió los tópicos de los que habla Loquero?

Escucho el disco nuevo y veo muchas cosas de mi adolescencia, y ahí era re crudo todo, mi hija más grande, ella escribe, y le pregunté ¿querés hacer un tema?, porque la verdad no tengo temas, y de ahí salió “crudeza” (otro de los adelantos del nuevo disco), y no es muy distinto a algo que hubiese escrito yo a los 18 años, me gusta como escribe, soy un babozo, es mi hija y la amo, quizás el propio punk rock me lleve siempre al mismo lugar. Así que no se si he podido zafar a la totalidad de clichés de mi adolescencia, tal vez sea un eterno adolescente como dice mi vieja.

Ahora van a tocar en Groove, posiblemente el show más grande en convocatoria que hayan hecho en Buenos Aires como acto principal, ¿es la fecha más importante en la historia de Loquero?

No, eso ya fue, Loquero me importa un carajo, me cago en Loquero, no me interesa, ya está todo, vivía en un lugar donde me decían que había que subir la comida al techo porque se la comían las ratas, mi mamá laburante, mi papá un simple obrero, ¿música? ¿Qué música? si no estudiás tenes que ir a trabajar, en la periferia de Mar del Plata, barrio pobre, vos no te vas a ir a tocar a Europa, olvidate. A lo sumo podrás ir a trabajar con tu hermano que es albañil, o te harás policía como tu otro hermano. Yo zafé de todas esas cosas, con mis errores, con mi locura, hice lo que quise, y siempre voy a seguir haciendo lo que quiero hacer, Loquero está bueno, me gusta viajar, amo a toda la gente que quiere a Loquero, no entro en debate con los fans, no tengo Facebook, no tengo celular, no me quiero comunicar con nadie, solo con ella (señalando a su mujer) y mi hija, y después tengo un hijo en BuenosAires, y mi otra hija más grande, pero nada más.

Loquero presenta su nuevo disco “fabulosos creadores de paranoia” el sábado 5 en Groove, Av. Santa Fe 4389, Palermo, Buenos Aires Argentina.

 

* nota publicada en inglés: http://latinamericanewsagency.com/culture/the-best-kept-secret-of-argentine-rock_n4650

** los subtitulos pertenecen a letras de Loquero de varios de sus discos

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS