lunes 25 de septiembre de 2017 - Edición Nº709
ExtraData » ENTREVISTAS » 6 jun 2017

Diego Boris, Presidente del INAMU

"Los sueños se construyen solamente al despertar"

El Instituto Nacional de la Música fue logrado el 28 de Noviembre de 2012 en lo que se conoce como primera parte de la ley nacional de la música. Enterate de la actualidad y su funcionamiento.


Por: Javier Tucci // revistappv.com.ar

Después de mucho tiempo rastreándolo, sabiendo que no para de yirar por la República dando charlas, clínicas y haciendo conocer manuales de formación sobre derechos de los músicos, llegó la ansiada entrevista a Diego Boris, Presidente del Instituto Nacional de la Música. PPV mantuvo una charla con el músico sobre el gran laburo que viene realizando el INAMU a través de sus líneas de acción, que favorecen a la construcción de derechos para la comunidad musical en general.

 

Antes de comenzar a desandar los muy necesarios condimentos que proveerá Diego Boris en esta entrevista para dar a conocer la etapa en la que se encuentra el INAMU, es necesario recordar que dicho órgano de fomento fue logrado el 28 de Noviembre de 2012 en lo que se conoce como primera parte de la ley nacional de la música, mientras que la segunda parte es la que se está dando en la actualidad, con el trabajo que viene realizando el Instituto para finalmente crear un estatuto que mejore las condiciones laborales.

 

¿Cómo está funcionando el INAMU?

 

Hasta ahora muy bien; dentro de lo que es un organismo Nacional, estamos construyendo una herramienta lo más federal posible.

 

Ese Federalismo se canaliza por dos ámbitos: Por una lado, la Asamblea Federal integrada por los representantes de los gobiernos del área de la música de cada provincia, y por otro, por la actividad Música organizada a nivel Federal.

 

El 28 de diciembre pasado se reunieron en la seis sedes regionales ( NOA; NEA, Centro; Nuevo Cuyo, Patagonia y Metropolitana) 56 representantes de organizaciones de músicos de distintos lugares del país que eligieron los 1100 beneficiarios de la política del fomento del INAMU. Estas organizaciones tienen que tener personería jurídica o gremial en alguna de las provincias que integran cada región cultural, algo que nunca sucedió a nivel federal, sea primero con la ley y luego con la práctica del rol protagónico de las organizaciones de músicos y de la actividad musical en la implementación de La ley.

 

 

¿Cómo se financia el INAMU?

 

El financiamiento del Instituto está establecido en el art 97 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, de ese mismo artículo surgen los fondos de RTA, del ENACOM, del INCAA y del INT.

 

¿Cómo fue el proceso de recuperación de ese catálogo histórico de Music Hall y qué obras ya pueden volver a ser reeditadas?

 

Durante muchísimos años, la actividad musical tuvo conciencia de la situación compleja del catálogo de ese sello, que fue el más importante de la Argentina desde fines de los años ’50 hasta mediados de 1992, año donde se inicia el proceso de quiebra comercial de la Compañía. Al principio de la liquidación de bienes se vendieron los autos de la empresa, consolas, edificio, etc. y dejaron para lo último el catálogo, que estaba integrado por más de 1500 discos que van desde Piazzolla, Troilo y Falú hasta muchos discos de Rock Nacional (Serú Girán, Miguel Mateos con Zas, León Gieco, Porchetto, Miguel Cantilo, Arco Iris, Papp’ os Blues, Billy Bond y la Pesada, etc.). Fue así que empezamos a investigar cómo era el tema, nos contactamos con varios músicos, que tenían su material inmovilizado en la quiebra, como León Gieco, Miguel Cantilo y Porchetto, entre otros, que nos dieron un aval filmándose diciendo que apoyaban la acción de recuperación histórica del catálogo por parte del INAMU.

 

Luego, averiguamos sobre la causa en la cual sabíamos que había muchos mitos en el medio, que se había vendido a México o a Paraguay, etc…, todas situaciones muy complicadas de destrabar que hacían que nadie se quiera meter. Durante varios años, León había intentado recuperar sus discos, Miguel Mateos también, pero chocaban con la decisión judicial de preservar todo junto el material ‘o sea vende todo o queda ahí’, y así pasaron 22 años.

 

En 2014 comenzamos a investigar, seguimos la causa y nos dimos cuenta que muchas de las cosas que se decían no eran reales; tuvimos varias idas al juzgado y en un momento hicimos una propuesta de adquisición integral del catálogo. Luego de un tiempo, el juzgado analizó la propuesta y decidió aceptarla. Se abonaron $2.750.000 por todo el catálogo y pasado el tiempo de los edictos quedó firme para el INAMU… ¿Qué es lo que compró el INAMU? El derecho de productor fonográfico más los soportes físicos, algo de gráfica, los papeles de la compañía que tienen que ver con los discos y las cintas. Fuimos al depósito judicial y recuperamos unas 800 cintas de los 1500 discos.

 

 

Luego fuimos llamando a los músicos para otorgarles una licencia sobre el material grabado, entre ellos a Gustavo Santaolalla, León Gieco, Charly García, David Lebón, Coquimarola, Las hermanas Vera, Los de Imaguaré, Raúl Porchetto, Billy Bond, el “Negro” Rada y los herederos de Aníbal Troilo, Roberto Galarza y Pappo. Las licencias que se otorgaron a los intérpretes principales, son por la duración económica de la administración del fonograma que son 70 años desde que salió el disco. Un ejemplo: si el cuarto LP de León salió en el ’78 tiene la explotación de esos fonogramas hasta el 2048 y nosotros les damos hasta la finalización, o sea todavía tienen 31 años de posibilidad de administrarlos comercialmente ¿Y qué puede hacer el músico? Puede fabricar y vender cualquier soporte físico y monetizar las canciones por internet. El Instituto se reserva un derecho intelectual, que es el de Productor fonográfico que paga en este caso CAPIF a los propietarios de los fonogramas. Este dinero se aplicará a un programa que se llama ‘Mi primer disco’, para que músicos que nunca grabaron lo puedan hacer con esos fondos

 

En estos meses se acaban de editar los discos de Pappo’ s Blues en vinilo y CD en muy buena calidad, los de Raul Porchetto y en breve se editarán muchos más. En todos vas a ver el sellito del INAMU que dice ‘esto es por acción de la recuperación del catálogo de Music Hall’.

 

¿Y esta línea de acción que es ‘Mi Primer Disco’, ya se está implementando?

 

Justamente este año vamos a empezar a cobrar el dinero de productor fonográfico, porque eso se liquida anualmente; creemos que CAPIF lo va a liquidar en el mes de noviembre, así que probablemente a fin de año ya salga la convocatoria o bien para principios de 2018.

 

 

Y dentro de las políticas de fomento que está llevando adelante el INAMU está también el Circuito Estable deMúsica, ¿ya está funcionando este proyecto?, ¿en qué consiste?

 

Lo que nosotros tenemos que hacer con el INAMU es mejorar fuertemente las condiciones en las cuales se hace música en vivo en la Argentina. Por 2 motivos, primero para que la sociedad pueda tener acceso a mas diversidad cultural, y también para que se pueda sostener gran parte de la actividad y producir trabajo sostenible para los músicos, para luego, en un par de años, poder trabajar en una ley del ejecutante musical, equivalente a lo que se logró con otros sectores del arte. Y así tener una norma que permita el acceso a los beneficios sociales de los músicos, o sea tener una ART, una obra social, poder jubilarse o pensionarse de músico, teniendo en cuenta la característica lo que cada uno elige, sea trabajando en relación de dependencia o de forma independiente, pero tener la posibilidad de cierta contención social. Eso sólo se puede hacer si se mejora la circulación de música en vivo. Por eso el INAMU va a trabajar este año muy fuerte en los circuitos estables de música en vivo, que son espacios que ya existen y que el Instituto les va a generar determinados beneficios, (subsidios, cierta seguridad escénica, etc.). El objetivo que empiecen a funcionar a fines de junio. Este año serán 50 en todo el país, el año que viene esperamos llegar a 80 y después la idea es que vaya creciendo.

 

Todas las actuaciones se van a difundir en los espacios que tiene el INAMU en la Tv Pública y en Radio Nacional. Esto va a permitir la difusión de la música en vivo de lo que sucede en diferentes lugares de nuestro país, o sea un músico que toca en Jujuy, Salta Formosa o Tierra del Fuego va a ver la propaganda en la Tv Pública y escucharla en Radio Nacional

 

Asimismo en el circuito estable va a ser con entrada paga y como mínimo el 70% de esa entrada va a ir a los músicos y de ahí para arriba generar un mejor arreglo. En este caso, el del circuito estable, los músicos no tienen que pagar nada, ni sonido, ni iluminación, y por otro lado van a tener un ingreso. Ahora, para aquellos Grupos y Solistas que quieran formar público se va a armar el CUMI ( Circuito Universitario de Música Independiente) con entrada gratuita en ámbitos universitarios, donde la Universidad se compromete a abonar un viático de $2000/3000 por cada show, por otra parte el Instituto le va a dar a la Universidad fondos para la adquisición de equipamiento y difusión, la idea es que la entrada gratuita ( CUMI) no conspire con el trabajo de los músicos ( Circuito Estable de la Música en vivo) .

 

Dentro de las líneas de acción que está llevando adelante el INAMU, ¿cuáles son las que están funcionando actualmente?

 

El INAMU recién arrancó hace 2 años, lo primero que se hizo fue la federalización de las decisiones, se generaron las 6 sedes -una en cada región cultural-, se llevaron adelante 2 convocatorias de fomento donde, en total, 1800 grupos y solistas resultaron beneficiados. Algunos proyectos recibieron vales para fabricar discos, otros para gráfica, otros para fabricar vinilos, y otros subsidios por $15000, $35.000 y $50.000. Todo esto para fomentar la producción, difusión y circulación de la música. Los encargados de elegir los beneficiados son los Consejos Regionales Músicos integrados por representantes de organizaciones de músicos que tienen personería jurídica o gremial en algunas de las provincias que integra cada región.

 

 

¿Desde diciembre 2015 a la fecha, han tenido algún problema para llevar adelante el proyecto del INAMU, o el camino de cierta independencia los ha dotadopara construir con cierta libertad?

 

Hasta ahora no ha habido ninguna dificultad, y hemos podido trabajar para poner en práctica lo logrado en la letra de la ley con la funcionalidad de un Ente Público no Estatal que es la figura técnico – legal del INAMU

 

¿Desde que se promulgó la ley de servicios de comunicación audiovisual, se han ajustado los medios a aquello de reproducir un 30 % de música de origen nacional y un 15% de ese 30, de producción independiente, o dicha propuesta quedó en la nada?

 

Si bien la administración de ese derecho sobre la difusión que está en el art 65 de la LSCA no corresponde al INAMU, es muy importante que se pueda llevar adelante. Durante un tiempo La Federación Argentina de Músicos Independientes firmó un convenio con la AFSCA para aportar al cumplimiento, luego también la Asociación Argentina de Interpretes (AADI) adhirió, y fue ahí que se empezó a trabajar en un banco de música independiente para que las radios puedan acceder a contenidos que sean seguros, que estén identificados que son del circuito independiente de ese 30% de música nacional, y la mitad de ese 30%, o sea un 15% del total que se emite en las radios debe ser de música producida en forma Independiente. Creo que esa situación ha sufrido un parate y se estaría retomando la actividad para el cumplimiento, porque el artículo está vigente.

 

¿Dentro de las articulaciones del INAMU han mantenido reuniones con otras asociaciones de músicos de países latinoamericanos?

 

En algún momento hemos tenido invitaciones de otros lugares como Paraguay o Colombia. Yo había viajado antes de asumir como Presidente del Instituto porque se veía- desde distintos países – esta experiencia de construcción asamblearia de un proyecto de Ley con buenos ojos, donde se debatieron los puntos principales que tenía que accionar el Instituto de la Música, y era una buena experiencia a trasladar. Como es esto de una herramienta intermedia entre lo que puede ser una política cultural estatal y lo que puede llegar a ser la política “cultural” de la actividad o de mercado; un organismo que pueda fomentar la actividad sin que sea ninguna de las dos opciones. Y tomamos nota de que varios países están viendo esta experiencia con atención, por eso tenemos una responsabilidad muy grande de que todo aquello que se puso en la ley pueda concretarse desde la construcción colectiva. Tenemos ese desafío de hasta dónde se puede llevar a la práctica aquello que se piensa, que se debate y se consensua colectivamente. Por eso para nosotros es muy importante que la ley y no quede en algo teórico.

 

En otra entrevista que te realicé parafraseaste a Don José de San Martín exponiendo que “el enemigo se ve mucho más grande si lo vemos de rodillas”… ¿Qué frase utilizarías para caracterizar el presente?

 

Hay una frase que nosotros (cuando hablo de nosotros hablo de los músicos que decidimos organizarnos) siempre utilizamos y es que “Los sueños se construyen solamente al despertar’, esa situación de construcción permanente. En varios sentidos seguimos apostando a que la construcción logre trascender cualquier coyuntura. En cada actividad debemos asumir que la misma actividad debe ser responsable de los procesos de evolución. Durante muchos años, los músicos siempre buscábamos culpables en distintos lugares de por qué a veces no había posibilidades de desarrollarse, y hace 15 años que tomamos la decisión de organizarnos y de empezar a aportar para solucionar nuestras problemáticas, y no sólo lo que podíamos solucionar (juntarnos, debatir, etc.), lo que fue la primera opción que dimos. Después, en todas esas propuestas que salieron de esas juntadas se dio aquello de estar a la altura de cumplir con lo que se proponía, de que no era sólo declamativo, porque es muy importante poder estar a la altura de los tiempos que nos tocaron y nos tocan, y también poder demostrar que los músicos estamos en condiciones de gestionar, de que así como podemos componer una canción, grabar un disco o difundirlo, imaginar un video clip, etc. también podemos gestionar un organismo de fomento y llevar adelante nuestros sueños.

 

Antes hablaste de la posibilidad de gestionar una pata gremial para los músicos, ¿Cómo ves esa posibilidad y a cuánto estamos de poder verla funcionar?

 

La idea es que después de que se mejoren las condiciones de hacer música en vivo empezaremos a trabajar para construir justamente mejoras en cuanto a las condiciones laborales de los músicos. Pero es un debate que si se da hoy, se da en una situación de mucha desventaja con respecto a las condiciones que se toca en vivo, porque de hecho hay muchos músicos que todavía pagan para tocar. Es un debate que se tiene que dar en el momento que se tiene que dar, y en ese momento nos sentaremos representantes de músicos independientes o en relación de dependencia para debatir y construir colectivamente un estatuto del ejecutante musical que pueda dar respuestas inclusivas a los  beneficios sociales, sino es todo declamativo insisto.

 

 

¿Y crees que falta mucho para ese momento, teniendo en cuenta que el mercado con su lógica se come gran parte de los derechos de los músicos y que hay gran parte de la comunidad musical que todavía no conoce el INAMU?

 

Por eso estamos convencidos de que hay que darle más tiempo al Instituto para que llegue con la herramienta de fomento que pueda generar las condiciones para mejorar la música en vivo. Si trabajamos bien, no sólo lo digo desde el INAMU sino también desde los colectivos de los músicos, los managers, dueños de espacios para tocar, productores, etc… creo que en tres años podemos empezar a debatir y construir esas condiciones, para luego sí empezar a hablar de otros proyectos como lo gremial, pero la base es seguir laburando desde lo colectivo, porque no creo que las cosas vengan como una solución mágica.

 

¿Hay alguna otra línea de acción o política de fomento que lleva adelante el INAMU por la cual no te he preguntado y quieras comentar de qué se trata y qué beneficios y derechos trae aparejada?

 

Es muy importante señalar el crecimiento del registro único de músicos, que al día de hoy cuenta 28.000 músicos registrados en todo el país, lo que funciona casi como una especie de censo donde se puede saber qué instrumento toca, qué grupo integra, edad, si tiene alguna dificultad física para elaborar políticas respecto a esa situación, etc. Estos músicos registrados solo por estar inscriptos tienen la posibilidad, de acceder a un descuento del 40% en pasajes de ómnibus de mediana y larga distancia, por ejemplo. Con tan sólo mandar un correo diciendo de qué lugar a qué lugar quieren viajar a tocar o para hacer prensa, o una actividad de formación, a los tres días se le envía un mail con un código que ese músico presentará en la ventanilla para comprar el pasaje con dicho descuento.

 

También se logró una zona específica de internet. MUSICA.AR un dominio que va a permitir identificar a la actividad musical a través de su extensión. Así como existe el .org o el .Gob, esta extensión no sólo nos permite identificarnos, sino que tiene un costo menor, $130 anuales contra los $280 del .com.ar. Esa zona la puede tener cualquier músico o empresa o cualquiera que participe de la actividad. Para eso tiene que registrarse en la página del INAMU. Por ejemplo: si vos hacés prensa y querés dedicarte a trabajar con la música, haces una página que diga tu nombre con el musica.ar y relacionas desde la extensión, o bien un fotógrafo, etc…

 

Por otro lado, tenemos el programa, junto a la DNDA ( Dirección Nacional de Derecho de Autor) ‘Mi Primera Canción’ que ya cuenta con más de 1500 compositores que logaron registrar sus composiciones, teniendo en cuenta que este programa te da la posibilidad de registrar las primeras 15 canciones de manera gratuita.

 

Después podemos hablar de las convocatorias de fomento donde son más de 1800 músicos que recibieron su beneficio y la federalización de todas las políticas que impulsa el INAMU, me refiero a más de 70 charlas y clínicas en formación integral, del que participaron algunos músicos como Víctor Torres, Miguel Cantilo en composición y letras de canciones, Rocambole en la gráfica, teniendo en cuenta que todas las actividades que realizamos son gratuitas. Además se han realizado cuatro manuales de formación integral de los músicos, solo del número 1 sobre Derechos Intelectuales se han distribuidos 30.000 ejemplares físicos y también pueden bajarse de nuestra página; después está el N°2 de herramientas de autogestión; el N°3 ‘Más letra para nuestras letras’ que realizamos con Miguel Cantilo, y el último el de prevención de riesgo escénico, en el que luego de lamentar el fallecimiento de cinco músicos y varios técnicos por electrocución, hicimos este manual donde hablamos sobre toda la problemática de prevención. Realizado junto al Sindicato Argentino de Técnicos Escénicos (SATE).

 

 

 

¿Cómo y cada cuánto se eligen lxs representantes del INAMU?

 

Al Presidente y Vicepresidente del directorio del INAMU lo elige el Poder Ejecutivo por un período de 4 años. Asimismo, está la Asamblea Federal -que está integrado por el secretario de Cultura de cada provincia- que son los que aprueban la gestión y después está la actividad musical organizada que es la que decide quiénes son los beneficiarios del fomento, esas funciones están definidas en la ley de creación del INAMU.

 

¿Las seis sedes regionales con las que cuenta el INAMU poseen espacio físico?

 

Sí, cuenta con espacios físicos en las casas del Bicentenario, una en cada región Cultural. Esta situación nos permite abaratar costos y tener presencia federal.

 

Lejos de la significación de la música como mercancía, con un recorrido de muchísimos años en el camino de la autogestión musical, este colectivo va construyendo pasito a pasito ese proyecto que muchos han soñado durante décadas y que sólo se vieron esbozados en aislados trabajos como los de Músicos Independientes Argentinos (MIA), Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y la Unión de Músicos Independientes (UMI), pero nunca alcanzando la aglutinación de músicos que luchan por sus derechos a nivel federal.

 

La ley de la música existe y su órgano de fomento también… ¿Qué esperás para ponerte en contacto y enterarte sobre todos los derechos que como músico tenés y la posibilidad de formarte en base a esos derechos?

 

Hacelo acá:

https://inamu.musica.ar/

https://www.facebook.com/InstitutoNacionalDeLaMusicaArgentina/

https://twitter.com/INaMuArgentina

Resumen de Gestión 2016: https://www.youtube.com/watch?v=PUxVPiVT9wQ

Circuito Estable de Música en Vivo: https://www.youtube.com/watch?v=h2SNf3rJKtM

Manuales de formación integral: https://inamu.musica.ar/index.php?sec=articulo&id=86

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS